Especial

¿Qué no deben hacer los niños antes de dormir?

A diferencia de los adultos, quienes presentan insomnio asociado a trastornos de ansiedad y depresión, en niños el fenómeno se asocia a malos hábitos
Redacción | El Universal
12 Diciembre, 2017 | 09:36 hrs.

Los niños mexicanos duermen dos horas menos que en otros países, lo que podría repercutir en problemas de comportamiento y en el desarrollo de obesidad infantil, señala Débora Yoaly Arana Lechuga, investigadora de la Clínica de Trastornos del Sueño de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

“Los niños mexicanos están restringiendo entre dos y tres horas cada noche. Esto quiere decir que duermen menos de los que deberían. Va a repercutir de manera dramática, porque serán niños con problemas en su comportamiento”, advierte Arana Lechuga.

La experta indica que un estudio, realizado por la Academia Americana de Sueño, reveló que los niños de entre seis a 13 años requieren dormir 11 horas. Sin embargo, se mostró que los participantes mexicanos duermen menos que en países como Australia, China, Estados Unidos y Suiza.

Asimismo, una investigación realizada por la Clínica de Trastornos del Sueño de la UAM observó que mientras los niños duermen menos, su índice de masa corporal es mayor, lo que podría explicar parte del fenómeno de la obesidad infantil en México.

“México es el país número uno en obesidad infantil y pes a todas las campañas y esfuerzos que se han realizado no ha disminuido la incidencia, cada vez hay más niños con sobrepeso”, comenta la investigadora a la Agencia Informativa Conacyt.

Agrega que aunque todas las campañas contra la obesidad incluyen realizar ejercicio y mejorar la alimentación, no toman en cuenta la calidad de sueño de los niños con sobrepeso y obesidad.

Arana Lechuga revela que a diferencia de los adultos, quienes presentan insomnio asociado a trastornos de ansiedad y depresión, en niños el fenómeno se asocia a malos hábitos.

Señala que realizar actividades estimulantes, consumir sustancias bioquímicamente activas como el café, té verde, chocolate con leche, así como ver televisión, utilizar dispositivos electrónicos como celulares, tabletas o videojuegos antes de dormir, son prácticas inadecuadas que podrían condicionar el aumento del insomnio infantil.  

 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS