Es importante hacerle saber que estás ahí para apoyarla en todo momento. (Foto: Especial)

¿Qué hacer si notamos que el novio de nuestra hija la maltrata?

Las personas afectadas suelen estar en este tipo relaciones debido a un sentimiento de desvalorización
Darinka Gómez | El Universal
14 Mayo, 2019 | 10:00 hrs.

La violencia en el noviazgo es algo que suele ocurrir de manera frecuente en nuestro país. Por desgracia, muchas veces las personas no saben cómo actuar cuando se dan cuenta de que una persona cercana atraviesa por esa situación.

Para saber cómo puedes actuar ante una situación así, el psicólogo Juan Pablo Martínez explica que lo más importante es evitar recriminar a la persona con frases como “estás bien tonta”, “es tu culpa por no dejarlo” o “¿cómo permites que te haga eso?”.

El especialista señala que la mayoría de las veces las personas afectadas están en ese tipo de relaciones debido a un sentimiento de desvalorización y es muy importante evitar revictimizarlas.  

Cuando se enfoca el error en ellas eso reafirma su sentimiento de que no valen mucho o son tontas, pueden sentir que es su culpa lo que les pasa o que lo merecen y ese sentimiento hace que sea más difícil para ellas salir de esa situación”, comenta.  

El psicólogo también añade que se debe evitar prohibirle ver a la persona pues esto sólo alimenta la fantasía en torno a su pareja y puede construir una idealización en torno a él que le haga más difícil ver las agresiones que comete contra ella.

Otra respuesta común por parte de familiares con alguna mujer en situación de violencia es pensar en ir a cobrar venganza e ir a golpear al agresor. Esto tampoco es recomendable debido a que el sujeto puede usarlo para someter más a la persona.

“El novio puede usar eso en un futuro para victimizarse y decirle que fue su culpa que lo golpearan. Ante esa culpa para la mujer puede ser más difícil dejarlo”, explica.

Por otro lado, una de las cosas más importantes es mostrarse dispuesto a escucharla en todo momento, a pesar de que muchas veces repita lo mismo y no deje a la persona que le causa daño.

“El dejar una situación de violencia no es una tarea fácil, es un proceso, y muchas veces la chica puede tardar en darse cuenta, pero si nosotros no la escuchamos porque pensamos que no hace caso, eso puede hacer que se aísle y se refugie aún más en su agresor”.

Otra aspecto importantes es tratar de hacer todo lo posible por llevarla con un terapeuta.  “A veces puede ser difícil porque se resisten pero puedes decirle yo te llevo, agendarle la cita, acompañarla, facilitar lo más que puedas que ella asista”, agrega.

Por último, Martínez expresa que también es recomendable que si descubren que su hija pasa por esta situación los padres también asistan a terapia para saber cómo manejarlo porque algunas veces puede haber actitudes de ellos que, de manera inconsciente, propician que los hijos estén con una persona violenta.

 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS