La mayoría de ellos sufren algún grado de autismo. (Foto: Especial)

¿Qué es el síndrome del sabio?

Las habilidades de estas personas se manifiestan principalmente en el campo de las artes
Redacción | El Universal
07 Febrero, 2018 | 08:00 hrs.

Se le conoce como síndrome de savant o síndrome del sabio a una rara enfermedad que dota a las personas que lo padecen de una habilidad extraordinaria para realizar ciertas actividades aún a pesar de que su coeficiente intelectual suele estar por debajo de la media.

La primera descripción de este síndrome la realizó el psiquiatra Benjamín Rush, en 1789, al narrar las habilidades de una de sus pacientes, quien era capaz de calcular en segundos la edad de una persona con sólo mirarla, de acuerdo con el artículo "El síndrome de savant", realizado por el Instituto Neurocognitivo INCIA (España).

Las habilidades de estas personas se manifiestan principalmente en el campo de las matemáticas, la música, el dibujo, la escultura y la poesía. Dependiendo del área en que surja su talento son capaces de realizar complejos cálculos matemáticos en segundos, memorizar enormes cantidades de fechas y datos, aprender un nuevo idioma en unos cuantos días a tocar un instrumento con gran maestría.

A pesar de esto no son cuentan con la capacidad de realizar tareas sencillas como cocinar, vestirse, socializar o entender la información que retienen. Por esta razón no son personas autosuficientes y dependen de sus cuidadores para sobrevivir.

Algunos de ellos poseen estos talentos de nacimiento y muchos padecen también un cierto grado de autismo. Sin embargo, este síndrome también puede adquirirse tras sufrir algún accidente en que exista un daño cerebral importante.

Algunos de los casos más conocidos son el de Kim Peek,Derek Paraviciniy y Stephen Wiltshire. El primero Kim Peek, es el más famoso de todos debido a que inspiró la película Rain Man, interpretada por Dustin Hoffman en la que se narra la historia de un hombre que podía leer dos páginas diferentes de un libro, de manera simultánea, en tan solo ocho segundos.

Peek podía  lograr estas hazañas debido a que usaba un ojo diferente para leer cada página distinta y tardaba una hora en memorizar un libro completo, reteniendo hasta un 98 por ciento de toda la información que leía.

Otro caso famoso de savants es del Stephen Wiltshire, quien es capaz de dibujar paisajes arquitectónicos de un lugar con verlo tan solo una vez.

Hasta el momento los científicos desconocen a ciencia cierta cómo funciona el cerebro de estas personas; sin embargo, se sabe que sufren trastorno del desarrollo, presentan retraso mental en varios grados o daño cerebral generalmente en el hemisferio cerebral izquierdo.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS