Especial

¿Puede un hombre tener depresión postparto?

Los padres con niveles altos de testosterona reportaron más estrés, mientras que sus parejas más agresividad
Redacción | El Universal
22 Noviembre, 2017 | 10:00 hrs.

Tras el nacimiento de un bebé es común que algunos trastornos mentales acechen el cerebro de una madre. Sin embargo, ¿es posible que esto mismo pueda ocurrirle a un padre primerizo? Un nuevo estudio encontró la relación entre la depresión y los niveles reducidos de testosterona, lo que contribuye al argumento de que la depresión posparto no sólo es cosa de mujeres.

La investigación, realizada por la Universidad de California del Sur, también halló que los niveles altos de testosterona en los nuevos padres les ayudaba a protegerse contra la depresión. Mientras que en las madres primerizas ocasionaba más insatisfacción en la relación, lo que conducía a más síntomas de depresión.

Las mujeres, cuyas parejas tenían niveles más bajos de testosterona después del nacimiento, reportaron menos síntomas de depresión entre los nueve y los 15 meses posteriores al nacimiento del bebé.

“Sabemos que a los hombres les da depresión posparto y sabemos que la testosterona se reduce en los papás primerizos, pero no sabemos por qué. A menudo se ha sugerido que las hormonas subyacen en parte a la depresión posparto en las mamás, pero se ha puesto mucha menos atención a los papás”, dijo Darby Saxbe, profesora de Psicología y autora del informe.

Los investigadores, sin embargo, aún no pueden determinar qué tan importante es el papel de las hormonas en comparación con otros factores como el estrés, la falta de sueño y los antecedentes de padecimientos mentales.

Para la investigación, publicada en la revista Hormones and Behavior, se analizaron a 149 parejas, a las que se realizaron varias visitas en los siguientes dos años.

Al realizar la visita de los nueve meses, se midieron los niveles de testosterona de los hombres y se les formularon preguntas sobre su relación, así como de una posible presencia de síntomas depresivos.

La información reveló que aquellos padres con niveles altos de testosterona reportaron más estrés, mientras que en sus parejas más agresividad en la relación.

Con base en la investigación, la depresión postparto podría relacionarse con las hormonas y no con un género en específico.

“Hasta cierto punto, cualquier depresión posparto es sólo una depresión que surge en el periodo posterior al parto. Tampoco está perfectamente determinado que haya una razón hormonal obvia en las mujeres”.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS