Especial

¿Por qué bebes alcohol cuando estás estresado?

Una disminución en la liberación de dopamina aumenta la necesidad de beber alcohol en exceso
Redacción | El Universal
04 Enero, 2018 | 11:00 hrs.

En ocasiones, las situaciones estresantes, como la pérdida del empleo o una separación, pueden llevar al abuso del alcohol. Esto sucede debido a que el estrés produce alteraciones en el sistema de recompensa del cerebro, indicaron investigadores de la Escuela de Medicina Perelman de la Universidad de Pensilvania.

Un estudio, publicado en la revista de neurociencias Neuron, descubrió que los roedores que habían estado expuestos al estrés tenían una respuesta debilitada a la dopamina —neurotransmisor asociado con la sensación de placer— inducida por el alcohol, por lo que bebían voluntariamente más de este líquido.

Para estresar a los roedores, los científicos los encerraron durante una hora en un recipiente transparente. Después de 15 horas, evaluaron las consecuencias a largo plazo de esta experiencia y ofrecieron alcohol a los animales, quienes consumieron más etanol que aquellos que estaban en el grupo de control.

"La respuesta al estrés evolucionó para protegernos, pero las drogas adictivas usan esos mecanismos y engañan a nuestros cerebros para hacer que regresemos por más", dijo John Dani, presidente del departamento de Neurociencia de esta Universidad.

El hallazgo más interesante, dicen los investigadores, es que después del estrés, los circuitos de recompensa se veían normales a primera vista. Sin embargo, si los circuitos eran usados con fuerza, en este caso mediante el consumo de etanol, las alteraciones en las neuronas eran notables y la respuesta de la dopamina al alcohol se atenuaba.

Para reducir el consumo de alcohol inicialmente observado en las ratas, los científicos interrumpieron la señales excitatorias de las células dañadas a través de una sustancia química llamada CLP290, con lo que también se corrigió el disparo de las neuronas de dopamina.

"Esta línea de investigación tiene implicaciones para las personas con trastorno debque tienen un mayor riesgo de uso excesivo de alcohol y drogas", señaló el investigador.

Ahora prevé estudiar compuestos que normalicen la actividad de las neuronas en el sistema de recompensa con el fin de ayudar a controlar el consumo excesivo de alcohol.

 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS