Especial

¿Por qué aparecen las fobias?

Una fobia provoca la percepción de que se está en peligro, las personas que la experimentan describen la sensación de estar en riesgo extremo
Áxel Ortiz | El Universal
23 Enero, 2018 | 11:08 hrs.

El miedo convive con el ser humano, es una característica que podemos encontrar prácticamente en cualquier persona. Podemos clasificar el miedo en racional o irracional, sin embargo, cuando los temores lastiman la dinámica de vida, cuando interfieren de manera significativa en la estabilidad emocional del individuo, podemos empezar a considerar que el miedo se ha convertido en fobia.

Debido a la ansiedad crónica que genera una fobia se pueden experimentar síntomas físicos como: mareos, sudoración, taquicardia, respiración agitada, dolor en el pecho, sequedad en la boca, dolor de cabeza y desmayos.

Una fobia provoca la percepción de que se está en peligro, las personas que la experimentan describen la sensación de estar en riesgo extremo, se sienten indefensas, vulnerables y en una gran parte de casos mencionan que su cuerpo los traiciona y se paralizan.

Aunque la mayor parte de las fobias se han desarrollado en la infancia y en un gran porcentaje no representan un peligro real, algunas de ellas están condicionadas a eventos traumáticos que se viven a cualquier edad, un ejemplo de esto es la tremofobia: miedo persistente y agudo a los terremotos y temblores.

Quien tiene una fobia o conoce a alguien que la experimenta, debe considerar que la mejor opción es acudir ante un especialista de la salud mental para el correcto diagnóstico y tratamiento, esto es con un psicólogo clínico o un psiquiatra.

Las fobias pueden controlarse y curarse, por eso es importante el reconocimiento del problema y la búsqueda oportuna de ayuda. La persona que experimenta este miedo irracional debe saber que el proceso que vive es un mecanismo de defensa; el miedo es una respuesta de adaptación que busca defendernos y que aunque buscar protección de un peligro irreal puede parecer exagerado, no deben sentirse avergonzados.

Desde el psicoanálisis, las fobias podrían estar encubriendo algún evento, es decir, que como un mecanismo de defensa, el individuo reprima algún hecho traumático y se guarde en el inconsciente y que éste a su vez se deposite en el objeto o situación que detone la fobia.

Vale la pena destacar que no solo somos lo que pensamos, ya sea que se viva una fobia o no, podemos trabajar en quitarle poder a los pensamientos negativos, un pensamiento no nos define pero sí nos muestra una parte de nosotros, una parte que vale la pena explorar y pensar si quiere decirnos algo más, algo que podría ser una manifestación de nuestro inconsciente.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS