La corteza auditiva puede ser un área de consideración para los nuevos métodos de neuromodulación para ayudar a los pacientes que ya tienen síntomas. (Foto: Especial)

Personas con esquizofrenia pueden escuchar voces desde que son niños

Los investigadores descubrieron que los pacientes esquizofrénicos tenían una organización tonotópica anormal de la corteza auditiva
Redacción I EUROPA PRESS
04 Octubre, 2019 | 11:27 hrs.

Un estudio de la Escuela de Medicina Icahn en Mount Sinai de Estados Unidos, demostró que la propensión a escuchar voces en los pacientes con esquizofrenia puede empezar a establecerse desde la infancia, debido a que los pacientes cuentan con una desviación en la organización del sistema auditivo que podría servir para identificar individuos potencialmente vulnerables. 

Las personas que padecen esquizofrenia pueden experimentar alucinaciones auditivas, conocidas como “voces”.

Este síntoma, que afecta a más del 80% de los pacientes, se encuentra entre los síntomas más frecuentes y angustiantes de la esquizofrenia. En él, los pacientes “escuchan voces” que les hablan o hablan de ellos sin que nadie esté realmente allí.

Las alucinaciones auditivas, que generalmente comienzan en la adolescencia y la edad adulta joven, “suenan” muy reales para los pacientes y pueden tener un impacto devastador en su calidad de vida porque las “voces” suelen ser angustiantes y distractoras, lo que a veces aboca a la víctima a acciones suicidas o violentas. 

Por ello, descubrir los orígenes biológicos de las alucinaciones es esencial para reducir su contribución a la carga de enfermedad de la esquizofrenia.

Para investigar estos orígenes biológicos de escuchar “voces” en pacientes con esquizofrenia, un equipo dirigido por investigadores de la Escuela de Medicina Icahn en Mount Sinai utilizó imágenes de campo ultra alto para comparar la corteza auditiva de pacientes esquizofrénicos con individuos sanos.

"Dado que las alucinaciones auditivas se sienten como voces reales, queríamos evaluar si los pacientes con tales experiencias tienen anormalidades en la corteza auditiva, que es la parte del cerebro que procesa los sonidos reales del ambiente externo", ha explicado la profesora de psiquiatría en la Escuela de Medicina Icahn en Mount Sinai, Sophia Frangou.

Así, los investigadores descubrieron que los pacientes esquizofrénicos que experimentaron alucinaciones auditivas tenían una organización tonotópica anormal de la corteza auditiva. 

La tonotopía es la representación ordenada de la frecuencia del sonido en la corteza auditiva, que se establece en el útero y en la infancia y que no se basa en operaciones cognitivas de orden superior. 

Los hallazgos del estudio, publicados en la revista NPJ Schizophrenia, sugieren que la vulnerabilidad para desarrollar “voces” probablemente se establezca muchos años antes de que comiencen los síntomas.

UNA CORTEZA AUDITIVA “DESCONTROLADA”

Para evaluar estos patrones, el equipo de investigación utilizó un escáner de campo ultra alto con un poderoso imán de siete Tesla para obtener imágenes de alta resolución de la actividad cerebral mientras los participantes del estudio escuchaban pasivamente los tonos en un rango de frecuencias de muy bajas a muy altas. 

Así, cada frecuencia activaba una parte específica de la corteza auditiva formando un mapa tonotópico. El equipo obtuvo mapas tonotópicos de 16 pacientes con esquizofrenia con antecedentes de alucinaciones auditivas recurrentes y 22 participantes sanos del estudio.

Los resultados arrojaron que, mientras en los cerebros sanos estos sonidos se procesaban de manera muy organizada, el mapeo de las frecuencias de sonido en partes de la corteza auditiva aparecía “revuelto” en pacientes con esquizofrenia.

La investigadora Frangou ha explicado que, debido a que el mapa tonotópico se establece cuando las personas aún son bebés y se mantiene estable durante toda la vida. 

Los hallazgos del estudio sugieren que la vulnerabilidad a desarrollar “voces” está vinculada a una desviación en la organización del sistema auditivo, que ocurre durante la infancia y precede al desarrollo del habla y la aparición de síntomas psicóticos por muchos años.

"Esto es particularmente emocionante porque significa que podría ser posible identificar individuos potencialmente vulnerables, como la descendencia de pacientes con esquizofrenia, muy pronto", ha valorado.

Además, según los autores, no solo podría ayudar a los médicos a detectar personas que probablemente experimenten alucinaciones antes de que los síntomas aparezcan o se agraven, sino que la corteza auditiva puede ser un área de consideración para los nuevos métodos de neuromodulación para ayudar a los pacientes que ya tienen síntomas.

 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS