El estudio analizó durante seis meses la satisfacción y la proactividad laboral de más de 5 mil trabajadores de call centers de Reino Unido.(Foto: Especial)

Necesitamos fines de semana de tres días, dice la ciencia

Tener un fin de semana de tres días podría proporcionar grandes beneficios a los trabajadores de oficina
Redacción | El Universal
01 Noviembre, 2018 | 12:00 hrs.

Un estudio reciente de la Escuela de Negocios Saïd en la Universidad de Oxford determinó que una semana laboral de sólo cuatro días ayudaría a elevar la productividad y la felicidad de los empleados.

El estudio, dirigido por el economista Jan-Emmanuel De Neve, analizó durante seis meses la satisfacción y la proactividad laboral de más de 5 mil trabajadores de call centers de Reino Unido.

Los participantes fueron divididos en dos grupos: el primero trabajó de lunes a viernes en un horario normal y el segundo sólo laboró de lunes a jueves. Una vez transcurridos los seis meses, los trabajadores calificaron su felicidad en escala del 1 al 5.

Los hallazgos, publicados en la biblioteca digital SSRN, mostraron que los empleados del segundo grupo (aquellos que tuvieron tres días de descanso) presentaban menos niveles de estrés y estaban más satisfechos que los que trabajaron los cinco días de la semana.

Los informes recopilados a través del departamento de recursos humanos también evidenciaron como una semana de cuatro días se relacionó con un ambiente positivo en varios aspectos. Entre ellos destacaba que los empleados concretaban un mayor número de ventas, realizaban mayor número de llamadas y existía menos ausentismo.

Además, los clientes que fueron atendidos por los participantes del segundo grupo se sintieron más satisfechos con la atención que les fue brindada.

Con esto, el autor principal del estudio concluyó que tener un fin de semana de tres días podría proporcionar grandes beneficios a los trabajadores de oficina. Esto debido a que la mayoría de las personas pasan gran parte de sus vidas en el trabajo.

“Yo diría que la semana laboral de cuatro días es acertada. El empleado debe encontrar un equilibrio entre sus tareas diarias y su vida personal. En muchas ocasiones, un fin de semana convencional hace que dejemos 'pendientes' dentro de nuestra propia recreación, a la larga esto genera frustración”.

Finalmente, el economista señaló que aún faltan muchos estudios para que las empresas a nivel global se atrevan a adoptar este esquema pese a los resultados previamente obtenidos.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS