Casi 30 millones de mujeres y niñas practican fútbol actualmente. (Foto: Especial)

Las mujeres sufren más daños al cabecear un balón

Las jugadoras de fútbol podrían tener daño cerebral hasta cinco veces mayor que los hombres
Redacción | El Universal
05 Septiembre, 2018 | 15:00 hrs.

Las mujeres sufren hasta cinco veces mayor daño cerebral que los hombres por cabecear en el fútbol, esto según un estudio estadounidense publicado en la revista Radiology, que examinó a casi 100 jugadores.

De acuerdo con cifras de la FIFA, casi 30 millones de mujeres y niñas practican actualmente este deporte, por lo que el resultado del estudio sugirió que se necesitan medidas específicas para el cuidado de las lesiones en la cabeza, según el sexo.

El estudio dirigido por Michael Lipton, profesor de Radiología, Psiquiatría y Ciencias Conductuales en el Albert Einstein College of Medicine, informó que “el volúmen de materia blanca dañada en las jugadoras de fútbol, era cinco veces mayor que en los jugadores masculinos”.

Se examinó para el estudio a jugadores aficionados de fútbol, 49 hombres y 49 mujeres de entre 18 y 50 años de edad que informaron un número similar de cabeceadas respecto al año anterior. En los hombres el promedio fue de 487 cabeceadas y en las mujeres 469.

Los 98 jugadores se sometieron a una resonancia magnética llamada Imágenes con Tensor de Difusión (ITD), la cual analiza la salud de la sustancia blanca del cerebro, implicada en la comunicación entre las diferentes partes del cerebro.

Los resultados arrojaron que las mujeres sufrían daños en la materia blanca de ocho regiones del cerebro, mientras que los hombres solo en tres. Estos daños, informaron los investigadores, son “subclínicos” por lo que los jugadores no presentan ninguna alteración en la capacidad de pensamiento.

Sin embargo, este constante daño a la materia blanca del cerebro podría representar una lesión cerebral acumulativa, que podría causar deterioro cognitivo y cambios de comportamiento.

El estudio no indica las causas concretas de por qué las mujeres sufren más daño al cabecear, pero sugiere que se debe a la fortaleza del cuello, las hormonas sexuales e incluso, la genética.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS