Archivo/El Universal

Las crisis de pánico no causan infartos por sí mismas

La falta de oxígeno es la causa de la muerte de las células del miocardio y desencadena el infarto
Alejandra Rodríguez |El Universal
22 Noviembre, 2017 | 15:00 hrs.

El miedo y estrés de la población mexicana del centro y sur del país han aumentado considerablemente tras los sismos del pasado 7 y 19 de septiembre.

La población se alteró nuevamente luego de que la alerta sísmica se activó nuevamente  el 23 de septiembre, debido a una réplica del temblor del 7 de septiembre. Dos mujeres de 83 y 58 años fallecieron por un infarto después de escuchar la alerta y no lograr salir de su domicilio.

Sin embargo, las crisis de pánico no pueden ser por sí mismas causantes de un infarto cardiaco. El doctor Jorge Rafael Gómez Flores, cardiólogo adscrito al Instituto Nacional de Cardiología, señala que se tienen que combinar más factores para que suceda un paro cardíaco, que se presenta cuando un coágulo bloquea una de las arterias coronarias que se encargan de transportar la sangre y oxígeno al corazón. La falta de oxígeno es la causa de la muerte de las células del miocardio y desencadena el infarto.

Los coágulos que bloquean la arterias coronarias no aparecen por la alteración en el ritmo cardíaco que provoca el miedo o ansiedad, sino por factores como la presión arterial alta, colesterol en la sangre, diabetes, sedentarismo y la edad avanzada, que combinados con la adrenalina hacen que los vasos sanguíneos se cierren y se presente el paro cardiaco.

“Quizás la adrenalina, su edad avanzada y su estado de salud hizo que estas mujeres tuvieran un paro cardiaco fulminante, tras la crisis de pánico, mas no fue a causa de éste”, afirma Gómez Flores.

Las personas sanas, al presentar una crisis de pánico, suben su frecuencia cardiaca, sin embargo, el organismo tiene la capacidad de nivelarlo y no padecer un paro cardiaco.

“Después de los sismos vivimos en momentos de duelo y tenemos una mayor descarga de adrenalina, el tiempo normal es una semana para nivelar nuestra organismo, sin embargo, si hay factores de riesgo como diabetes, presión arterial alta y colesterol alto, hay que cuidar a nuestro corazón, realizar un chequeo cardiológico para prevenir un infarto”, concluye Rafael Gomez.

 

 

 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS