Especial

¿Has sentido una presencia fantasmal?

Este estudio puede ayudar a comprender algunas condiciones neurológicas como la esquizofrenia
Redacción | El Universal
02 Noviembre, 2017 | 09:00 hrs.

¿Has sentido la presencia de una persona cuando en realidad estás solo? ¿Sientes que alguien está a tu lado mientras ves la televisión? No tengas miedo. Esta sensación no es provocada por ningún fantasma, sino por el propio cerebro.

Un equipo de investigadores de la Escuela Politécnica Federal de Lausana, Suiza, identificó las partes del cerebro responsables de esta sensación, presentadas especialmente en aquellas personas que padecen condiciones neurológicas o que experimentan condiciones extremas, como los montañistas.

Tras realizar un escáner cerebral a 12 personas con desórdenes neurológicos que habían experimentado la sensación de estar al lado de un fantasma, los investigadores descubrieron que todos tenían alguna clase de daño en las partes del cerebro relacionadas con el movimiento, la posición del cuerpo en el espacio y la conciencia de uno mismo.

“Lo que resulta sorprendente es que generalmente dicen que la presencia replica los movimientos que ellos hacen o la posición en la que están en ese momento específico”, explica Giulio Rognini, coautor del estudio publicado en la revista científica Current Biology.

En otra prueba, los científicos analizaron el comportamiento de 48 voluntarios sanos que no habían sentido ningún tipo de experiencia similar y los sometieron a un experimento para alterar sus señales neuronales.

Para lograrlo, primero les vendaron los ojos y, posteriormente, les pidieron manipular un robot con las manos. Mientras lo hacían, éste trazaba los movimientos exactos en la espalda de cada voluntario.

Cuando ambos movimientos eran iguales, los voluntarios no sintieron nada extraño. Sin embargo, cuando se presentaba una demora un tercio de los participantes manifestó sentir una presencia fantasmal en la habitación. Al grado de que dos de los voluntarios pidieron detener el experimento.

Estas interacciones con el robot, mencionan los investigadores, cambian temporalmente la función cerebral en las regiones asociadas con la conciencia de la propia persona. Incluso, consideran, que el cerebro está confundido, al calcular erróneamente la posición del cuerpo y lo identifica como si perteneciera a otra persona.

“En circunstancias normales, puede componer una percepción unificada del ‘yo’ a partir de esas representaciones. Cuando este sistema funciona mal a causa de una enfermedad puede crear una segunda representación del cuerpo de uno, que ya no percibe como yo' sino como otra persona, una 'presencia'”.

Este estudio puede ayudar a comprender algunas condiciones neurológicas como la esquizofrenia.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS