Los investigadores esperaban que las personas narcisistas tuvieran dificultades para desear felicidad a los demás, pero los resultados mostraron lo contrario. (Foto: Especial)

Hacer estas dos cosas te ayudará a reducir la ansiedad y aumentar la felicidad

Estas estrategias pueden incorporarse a las actividades diarias
Redacción | El Universal
03 Abril, 2019 | 16:00 hrs.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Iowa descubrió dos técnicas destinadas a reducir la ansiedad y aumentar la felicidad o el bienestar, según un nuevo estudio.

El análisis, publicado en Journal of Happiness Studies, determinó que estas estrategias sólo requieren 12 minutos, por lo que pueden incorporarse a las actividades diarias.

Éstas son:

1. Amor-bondad: mirar a las personas y pensar para sí mismos, “deseo que esta personas sea feliz”.

2. Interconexión: mirar a las personas y pensar cómo están conectados entre sí. Por ejemplo, esperanzas y sentimientos que pueden compartir.

Caminar y ofrecer amabilidad a los demás en el mundo reduce la ansiedad y aumenta la felicidad y los sentimientos de conexión social”, dijo en un comunicado el autor del informe, Douglas Gentile.

El estudio incluyó un grupo de control en el que los participantes recibieron instrucciones para mirar a las personas y centrarse en lo que ven al exterior, como ropa, combinación de colores y accesorios.

Los investigadores compararon cada técnica con el grupo y encontraron que quienes practicaban la bondad o deseaban felicidad para las otras personas, eran menos ansiosos y más empáticos.

Mientras que los estudiantes que practicaron la interconexión presentaban una mayor empatía y tenían una mayor conexión con los demás.

Como parte del estudio, los investigadores también examinaron cómo reaccionaban los diferentes tipos de personas a cada técnica.

Ellos esperaban que las personas que eran naturalmente conscientes pudieran beneficiarse más de la estrategia de la bondad amoroso, o que los narcisistas tuvieran dificultades para desear felicidad a los demás; sin embargo, los resultados mostraron lo contrario.

“Esta práctica simple es valiosa independientemente de su tipo de personalidad. Extender la bondad amorosa a los demás funcionó igual de bien para reducir la ansiedad, aumentar la felicidad, la empatía y los sentimientos de conexión social”, señaló el estudiante graduado de psicología Lanmaio He.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS