Experimentó con personas de 24 y 37 años, todavía enamorados de su ex pareja. (Foto: Especial)

Estudio psicológico comprobó la mejor manera de olvidar a una expareja

Juntar la liberación de emociones ayuda a que dejes de sentirte enamorado y la distracción te hace sentir mejor
Redacción | El Universal
12 Marzo, 2019 | 14:00 hrs.

Un estudio de la Universidad de Missouri, Estados Unidos, publicado en la American Psychological Association comprobó que dejar de pensar en la expareja es la manera más efectiva y sin mucho esfuerzo para superarla de una vez por todas, sin embargo, admitir lo que sientes y gritar de dolor también ayuda.

Se pusieron a prueba tres métodos, reevaluación negativa de la expareja, reevaluación de  los sentimientos de amor y la distracción. Se calificó cómo cambian los sentimientos de amor por la expareja, valencia de afecto y atención motivada para la expareja.

Para el experimento se ocupó a un grupo de hombres y mujeres de entre 24 y 37 años de edad que hacía poco terminaron una relación amorosa de ya muchos años, cabe destacar que todos todavía sentían algo por la expareja.

Los participantes fueron divididos en tres grupos, los que estaban molestos por haber terminado, quienes tenían que sacar todos los sentimientos de ira que tuvieran por medio de golpes, gritos, insultos y de más.

El segundo grupo, los de la reevaluación de los sentimientos de amor, tenían que aceptar que aún estaban enamorados de sus exparejas, pensar en ellos con sentimientos todavía románticos como si siguieran andando o fueran a volver.

El último grupo, tuvo que pensar en cosas agradables sin que éstas se relacionarán con la expareja, debían mantener su cabeza ocupada en otras cosas, tratar de que a su mente no llegarán pensamientos con su relación pasada.

Después del experimento, las personas vieron las fotos de quienes los terminaron mientras se les hacían un electroencefalograma. Los resultaron fueron que aquellos que sacaron todo lo que tenían en el corazón por medio de gritos, ya no estaban tan enamorados e hizo que se sintieran mal.

Quienes admitieron que seguían amando a sus exparejas, no avanzaron, pues sus sentimientos no habían cambiado en nada. Mientras que los que se mantuvieron distraídos en otra cosa se sintieron mejor consigo mismos a pesar de que los sentimientos que tenían hacia sus exes disminuyeran.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS