Especial

Este trastorno podría ser la causa del talento de Messi

A las personas con esta enfermedad les cuesta trabajo hacer relaciones sociales
Alejandra Rodríguez |El Universal
06 Noviembre, 2017 | 09:00 hrs.

Entre los trastornos del espectro autista se encuentra uno asociado a una condición de variación en el neurodesarrollo, el asperger. Este influye en la forma en que los individuos dan sentido al mundo, procesan la información y se relacionan con los demás.

El asperger que padece Lionel Messi (que reveló el medio brasileño Diario do Centro do Mundo) provoca que no disfrute el espectáculo que lo rodea las luces, el flash, los autógrafos y tumulto de los reporteros le incomoda.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), uno de cada 160 niños tiene un trastorno del espectro autista. El asperger se caracteriza por la alteración del comportamiento social, la comunicación y el lenguaje, y por un repertorio de intereses y actividades restringido, estereotipado y repetitivo.

Las jugadas genuinas que realiza el cinco veces ganador del balón de oro, Messi, son propias de una persona que se abstrae de la realidad y se concentra totalmente en algo, como los son quienes padecen asperger. El enfoque de Messi es el futbol.

Desde 1993 Felipe Cruz, académico de la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), es parte del Programa de Funcionalización Cognoscitiva y Psicopedagógica para Personas con Síndrome de asperger.

El programa brinda servicio gratuito a las personas con asperger. Abarca la evaluación y cualificación, así como el diseño, desarrollo e implementación de programas específicos para cada paciente, y en trabajo conjunto con las escuelas.

Albert Einstein, el padre de la teoría de la relatividad, fue un niño solitario que repetía frases obsesivamente hasta que tuvo siete años y leía de una forma muy confusa, pues también tenía este padecimiento. A pesar de ello, fue una persona muy con un coeficiente intelectual avanzado y logró importantes aportaciones a la física.

Felipe Cruz afirma que las personas con Asperger tienen rasgos positivos, como ser altamente educados, con una serie de capacidades distintas y muy racionales. “Puede ser que presenten disfunción en el plano de la atención, pero lo compensan con recursos de memoria y de abstracción”.

Las causas del asperger no se pueden establecer con un origen único, recalcó Cruz. Sus manifestaciones se relacionan con cuestiones neuroquímicas, estructurales, de genética o de alteraciones endocrinológicas; una inmensidad de aspectos tanto neurológicos como funcionales.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS