La terapia cognitivo conductual es la mejor opción para tratar esta fobia. (Foto: Especial)

Erotofobia: tener miedo al erotismo

Esta fobia suele generarse cuando una persona crece con una sexualidad reprimida
Darinka Gómez | El Universal
12 Noviembre, 2018 | 13:00 hrs.

De la palabra unión de la palabra “eros” que significa amor y la palabra “fobia” que significa miedo surge el concepto erotofobia, el cual no se traduce literalmente como fobia al amor o fobia al sexo sino que más bien hace referencia a la fobia hacia el erotismo.

Así lo explica en entrevista la sexológa Fernanda Zárate, quien señala que se trata de una miedo irracional hacia todo lo que tenga que ver con una expresión erótica de nuestro cuerpo.

“El miedo al erotismo es el miedo al encuentro cuerpo con cuerpo, no específicamente a los genitales o al sexo en sí, sino a todo lo que implica lo erótico como puede ser la sensualidad, cuerpos desnudos, las caricias previas”, comenta.

Según señala la especialista, se trata de una fobia que suele tener su origen en una educación sexual represiva en la que la persona aprendió que el sexo es malo.

Frases como  “si te ven desnuda te vas a embarazar”, “te embarazas con un beso”, “el sexo es malo”, entre otras, suelen ser dichas a los jóvenes por medio a que tengan un embarazo a temprana edad; sin embargo, pueden llegar a tener graves consecuencias en la psicología de las personas.  

Cuando un joven crece escuchando y reforzando estos mitos puede llegar a generar un miedo tan grande al contacto sexual con el otro que se convierte en una fobia.

La sexóloga explica que un ejemplo de esto son casos de adolescentes a quienes les da miedo tener relaciones porque creen que con el simple hecho de estar desnudos podrían embarazarse.

Una persona con erotofobia siente terror ante cualquier clase de situación que represente erotismo, incluso si se trata de un cuadro con personas desnudas o una escena de desnudos que aparezca en la televisión.

Algunas reacciones de estas personas pueden ser ansiedad, ataques de pánico, tristeza así como evitar el contacto de tipo erótico con otras personas.

El mejor tratamiento para quienes sufren de ésta, o cualquier otra fobia, es la terapia cognitivo conductual ya que es la más socorrida para tratar este tipo de problemas.

En esta terapia se busca identificar las ideas que la persona tienen en torno a su cuerpo, al erotismo y al sexo para que poco a poco pueda ir desmitificando e identificando el origen de sus miedos.

 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS