La dinámica familiar actual afecta en el desarrollo neurológico de los niños. (Foto:Especial)

Daño neuronal por enojo equivale a una sobredosis de cocaína

La neurosis provoca desequilibrios emocionales como ira, agresión y violencia física
Redacción | El Universal
05 Noviembre, 2018 | 12:49 hrs.

En un neurótico se ve afectada la parte afectiva del cerebro, por lo que se convierten en personas ansiosas, histéricas, negativas, fobias, depresivas e incluso presentan un trastorno de la personalidad. “El daño neuronal que resulta de un enojo equivale a una sobredosis de cocaína”, esto de acuerdo a Nashelly Guadarrama Rojas, especialista en psicología sistemática.

La neurosis es una enfermedad funcional del sistema nervioso que se caracteriza por inestabilidad emocional, esto de acuerdo con la Organización mundial de la Salud (OMS). “Se trata de un trastorno mental sin una base orgánica demostrable”, mencionó Paulo César Sánchez, gerente de la asociación civil, Neuróticos Anónimos.

La neurosis impacta en las personas como una enfermedad mental que provoca desequilibrios emocionales que pueden provocar que el individuo llegue a la ira, la agresión y la violencia física, causando delitos y suicidios, indicó Nashelly Guadarrama.

En México la violencia ha incrementado un 10 por ciento anual desde el 2011, de acuerdo con la doctora Jessica Estévez Valera del Instituto de Ciencias Forenses (INCIFO). El nivel de brutalidad en los delitos también ha aumentado, “esto simboliza el grado de enojo, odio, rencor venganza, neurosis que manejan los delincuentes”, añadió.

En este sentido la maestra en Ciencias, Graciela Ramírez García, aseguró que la dinámica familiar donde ambos padres salen a trabajar, dejando la responsabilidad de la educación de los niños a terceras personas puede estar afectando su desarrollo, pues “durante el proceso de crianza es donde se aprenden los valores humanos”.

Además, que los niños no tengan un control parental en el acceso a dispositivos tecnológicos como celulares, tabletas o computadoras, provoca que los menores sufran serios cambios de conductas y pérdida de identidad, mencionó Graciela Ramírez.

Los especialistas coincidieron en que el cariño, el afecto, tiempo de calidad y amor son la solución para combatir la neurosis. Y enfatizaron: “hay que se leales con nuestra especie”.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS