AntePro ha sido probado en los institutos nacionales de Neurología y Psiquiatría de México. (Foto: Especial)

Crean cápsulas de amaranto para tratar la depresión

El amaranto contiene altos niveles de triptófano, un aminoácido esencial que ayuda a sintetizar la serotonina
Redacción | El Universal
25 Septiembre, 2019 | 14:35 hrs.

Un investigador mexicano creó una alternativa natural a base de cápsulas de amaranto que ayuda a tratar la depresión sin efectos secundarios.

Así lo señaló en un comunicado, el investigador del Instituto de Química de la UNAM, Manuel Soriano García, quien agregó que esta semilla contiene altos niveles de triptófano, un aminoácido esencial que ayuda a sintetizar la serotonina.

A nivel biológico, la depresión está asociada a una baja producción de serotonina y los medicamentos para tratarla suelen bloquear los receptores encargados de absorber dicha monoamina con la finalidad de evitar que el organismo la asimile y desaparezca.

“Debido a que la falla radica en una generación deficiente de este químico me pregunté, ¿por qué no replantear el enfoque y, en vez de conservar el poco que hay a través de métodos un tanto artificiales, propiciamos que el cuerpo sea el que eleve naturalmente estos niveles hasta llegar a un punto aceptable”.

Es por ello que el triptófano del amaranto es la opción pues éste, al catabolizarse, crea serotonina y, al concentrarse de manera local, influye en la síntesis y liberación de dicho neurotransmisor.

Después de una breve estadía en laboratorios de Japón, el universitario sintetizó y encapsuló este aminoácido esencial.

El resultado es un producto, cuyo nombre comercial es AntePro, que ha sido probado en los institutos nacionales de Neurología y Psiquiatría, así como por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA).

“Los antidepresivos comerciales funcionan por saturación, es decir, deben transcurrir seis semanas para que el paciente perciba mejorías aunque, con frecuencia, tienen efectos secundarios”.

En contraste, este producto posee efectos casi inmediatos, es de bajo costo y “sin los estragos que acompañan la ingesta de los comprimidos químicos”.

Por este trabajo, Soriano García ganó el Premio Nacional de Ciencia y Tecnología de Alimentos en 1999.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS