Este tipo de papás se caracterizan por ser intrusivos y controladores. (Foto: Especial)

¿Cómo son los padres “helicópteros”?

Las consecuencias de tener este tipo de crianza son niños con poca tolerancia a la frustración
Darinka Gómez | El Universal
17 Septiembre, 2019 | 10:00 hrs.

En psicología infantil se conoce como padres “helicópteros” a aquellos que se muestran sobreprotectores con sus hijos, son padres que “sobrevuelan” constantemente a sus hijos para vigilarlos y tratar de evitarles cualquier sufrimiento.

Así lo explica la psicóloga Susana Salazar Gómora, quien también señala que este tipo de papás se caracteriza por ser intrusivos y controladores.

Son padres que si sus hijos tienen algún problema o un contratiempo están ahí para resolverlo por ellos pues no permiten que nada los afecte. Siempre están resolviendo los problemas de sus hijos para evitar que experimenten frustración”, comenta. 

La especialista también señala que en la teoría se dividen a los padres “helicópteros” en tres tipos: los “padres de combate”, los “padres guía” y los padres que resuelven.

Los primeros son aquellos que se enfrentan todo y contra todo para sobreproteger a su hijo incluso si esto incluye la confrontación física, mientras que los “padres guía” siempre quieren decirle a su hijo por dónde debe ir y qué decisiones debe tomar”, explica Salazar.  

Por su parte, los padres que resuelven se caracterizan por evitar que su hijo tenga que resolver cualquier tipo de problema, “es el típico padre que termina haciendo la tarea de su hijo”, señala. 

Para saber si eres este tipo de padre una forma es empezar a preguntarse:¿quiero que mi hijo tenga una infancia perfecta, a pesar de que no sea feliz? ¿Siempre estoy intentando que todo le salga bien? 

Sobre por qué hay padres que tienen este comportamiento, la psicóloga comenta que se trata de personas que en el fondo, de manera inconsciente, no confían en las capacidades y en los recursos que tienen sus hijos 

“Esto puede deberse a que son padres con infancias donde hubo desapego con los papás o donde sus padres no confiaban en ellos. También pueden ser así porque tienen un gran miedo de que sus hijos los dejan de necesitar algún día”, expresa. 

Las consecuencias de tener este tipo de crianza son niños con poca tolerancia a la frustración, niños que no logran identificar quienes son o que les gusta y niños que no son capaces de resolver sus problemas y de enfrentarse a las dificultades de la vida. 

 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS