Con 303 millones de muertes al año, el alcoholismo es uno de los factores principales de morbilidad, discapacidad y mortalidad a nivel mundial. (Foto: Especial).

¿Cómo saber si ya eres dependiente al alcohol?

Para diferenciar los patrones de consumo y determinar si existe una dependencia al alcohol, la OMS propuso tres categorías
Redacción | El Universal
04 Mayo, 2018 | 14:00 hrs.

Con 303 millones de muertes al año, el alcoholismo es uno de los factores principales de morbilidad, discapacidad y mortalidad a nivel mundial. Su consumo excesivo es causante de más de 200 enfermedades.

Mario Torruco Salcedo, psiquiatra especialista en adicciones, señala que para diferenciar los patrones de consumo y determinar si existe una dependencia al alcohol, la Organización Mundial de la Salud (OMS) propuso tres categorías:

  • Consumo de bajo riesgo: la persona no toma más de dos copas de alcohol al día en no más de cinco veces a la semana. “Tienen un patrón de consumo que hace poco probable que la persona presente algún problema o daño relacionado con el alcohol”, señala Torruco.

  • Consumo de alto riesgo: la persona consume más de dos copas de alcohol al día en no más de cinco veces a la semana. “Aumenta la probabilidad de que una persona tenga un daño o problema relacionado con el consumo de alcohol”.

  • Consumo de dependencia: la persona está adaptada biológica, psicológica y socialmente al alcohol. “Desde el punto de vista biológico su cuerpo y cerebro necesita tener cierta cantidad de alcohol para funcionar adecuadamente”.

En esta última etapa, explica, la persona organiza su vida en torno a la bebida, presenta dificultades para controlar la cantidad y frecuencia de alcohol que consume, e interrumpe en sus actividades cotidianas.

“Una persona con dependencia puede decir que es bebedor social, pero ya tiene una serie de síntomas de adaptación al consumo de alcohol”.

Cuando esto sucede, sostiene el especialista, se deben realizar intervenciones biológicas, psicológicas y sociales. En ocasiones es necesario acudir a la farmacoterapia y psicoterapia para modificar la adaptación a la sustancia.

 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS