Es importante que realicen actividades como baile o juegos de mesa. (Foto: Especial)

¿Cómo saber si un adulto mayor tiene depresión?

La depresión puede manifestarse con síntomas físicos como insomnio o falta de apetito.
Redacción |Notimex
27 Noviembre, 2018 | 13:00 hrs.

Al igual que cualquier persona, los adultos mayores son susceptibles a sufrir depresión y ansiedad; sin embargo, muchas veces es difícil detectarlo debido a que no expresan lo que sienten e incluso pueden no ser conscientes de que algo malo les ocurre.

Así lo indicó el geriatra Antonio Kobayashi Gutiérrez, especialista del IMSS en Jalisco, quien mencionó que esta situación puede afectar en gran medida su calidad de vida.

Agregó que es más común en mujeres, “por lo regular no asisten a revisión médica por malestares psicológicos debido a que incluso no perciben que presentan dichas patologías de origen mental y emocional”.

Manifestó que acuden más por algunas molestias como problemas para dormir, pérdida de apetito, dolores en el cuerpo, pecho, cansancio y debilidad, por mencionar algunas.

Si un adulto mayor experimenta alguno de estos síntomas puede que padezca depresión aunque muchas veces no asocian estas señales con algo emocional.

El experto resaltó que es importante atender a tiempo estos padecimientos debido a que “tienden a cronificarse e intensificarse, y es posible prevenir su desarrollo”.

Comentó que una de las formas de hacerlo es evitar el aislamiento del adulto mayor, integrarlo a actividades familiares y con personas de su misma edad, como juegos de mesa, baile, activación física y convivencias.

Kobayashi Gutiérrez destacó que estos padecimientos se derivan, en el caso de la depresión, por una sensación de abandono del adulto mayor, ya que considera que sus familiares no se interesan en él, o le frustra haber perdido su independencia para realizar actividades cotidianas.

“En tanto la ansiedad se presenta por preocupación del adulto mayor, por lo que sucederá con él en su futuro y si será capaz de valerse por sí mismo ante la ausencia de sus familiares o personas allegadas, así como la posibilidad de perder la autonomía y la salud”, indicó.

Subrayó que es importante que, ante síntomas de depresión, ansiedad o ambas, el adulto mayor acuda a sus Unidades de Medicina Familiar, en donde las áreas de trabajo social pueden integrarlos a grupos de ayuda o bien realizarles valoración psicológica o psiquiátrica en caso de ser necesario.

 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS