Especial

¿Cómo detectar si tienes estrés postraumático?

Cuando nos enfrentamos a una situación inesperada y totalmente fuera de nuestro control podemos experimentar trastornos mentales
Alejandra Rodríguez |El Universal
21 Septiembre, 2017 | 21:38 hrs.

Los recientes sismos del 7 y del 19 de septiembre han provocado que la población del centro y sur del país entre en un estado de alerta permanente. Los padecimientos psicológicos provocados por los desastres naturales pueden desencadenar diversas reacciones, como el estrés agudo, el estrés postraumático y el trastorno de ansiedad generalizada.

  • El estrés agudo, que se presenta de manera súbita, se experimenta cuando se enfrenta una situación inesperada y totalmente fuera de control. El estrés agudo es un padecimiento común entre la gente en México que experimentó el reciente sismo, señala Jorge Álvarez, catedrático de la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).
  • El estrés postraumático tiene manifestaciones tanto psicológicas, como fisiológicas. Este trastorno mental aparece cuando se ha padecido en más de una ocasión un hecho que genera nerviosismo.

Algunos de los síntomas del estrés postraumático son el miedo permanente, la ansiedad, los trastornos de sueño, entre ellos periodos de sueño prolongado, de dormir poco o nada.

Los desajustes en la alimentación, por ejemplo, la pérdida de apetito o comer en exceso, son otros señales de este padecimiento, aunque el estado de alerta permanente es la manifestación más común de esta afección.

La muerte de personas cercanas y las pérdidas materiales generan que el estrés postraumático deje huella en la conciencia. Este padecimiento se presenta cuando no se intenta resolver el trauma en el momento en que se produce.

“Después de una situación de trauma, la gente necesita acompañamiento y ser escuchada. Tras el paso de un sismo tenemos que expresar nuestros sentimientos, de lo contrario los trastornos psicológicos se harán presentes”, afirma Jorge Álvarez.

  • La ansiedad generalizada se relaciona con el episodio de trauma y de tensión psicológica al que se ven sometidas las personas durante el suceso de shock. “Este tipo de angustia nos paraliza y nos hace sentir muy vulnerables”, dice el doctor.

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), se ha preocupado por brindar atención psicológica de manera pronta y expedita ante la tragedia, para ello ha conformado brigadas de primeros auxilios psicológicos.

La psicóloga Hilda Paredes Dávila es parte esta iniciativa, que brinda atención psicológica en albergues y en las inmediaciones de los edificios derrumbados.

En el primer día de labores en el terreno, la doctora Paredes proporcionó atención a la gente congregada en el colegio Enrique Rébsamen, en el sur de la ciudad, y al platicar con padres, niños y familiares afectados, comprobó una vez más que la solidaridad “es la mejor terapia para afrontar los trastornos mentales”.

Los alumnos y los profesores de la Facultad de Psicología de la UNAM conformaron una base de datos con los nombres y la información de contacto de los brigadistas. Los interesados en recibir atención vía telefónica pueden llamar al número local 41-61-60-41. Los voluntarios también dan atención en albergues o sitios que eligen de manera aleatoria.

La UNAM ofrece atención psicológica todo el tiempo. Ahora habilitó la línea telefónica y otros servicios de manera emergente para atender crisis de pánico, ansiedad, duelos por pérdidas humanas y materiales, extravió de familiares y carga emocional ocasionada por el sismo.

El psicólogo Francisco Martínez León es una de la voces que proporciona atención psicológica y afirma que en estos momentos de incertidumbre tras el temblor, las personas que no se sienten bien emocionalmente deben recibir atención psicológica.

 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS