Especial

¿Cómo controlar a niños hiperactivos?

Generan conductas antisociales y poca tolerancia a la frustración
Rocío Mundo | El Universal
26 Octubre, 2017 | 09:00 hrs.

¿Tu hijo es muy inquieto, está en constante movimiento y pierde fácilmente la concentración? Podría tener hiperactividad, un trastorno de la conducta caracterizado por la actividad excesiva y fuera de lo normal.

De acuerdo con Olga Santa María Pombo, psicóloga y directora del Centro Multidisciplinario de Atención Psicológica Psico Avance, la hiperactividad es un trastorno biopsicosocial que aparece cuando los niños reciben diferentes estímulos de manera excesiva.

“Hay mamás que quieren entretener a sus hijos todo el tiempo. Estos estímulos auditivos y visuales favorecerán el desarrollo de la hiperactividad”.

Señala que los niños no tienen la madurez neurológica para rechazar estímulos que le permitan enfocarse en una sola cosa. La motricidad y la parte sensorial están desinhibidas, ocasionando que pierdan la capacidad de autocontrolarse.

Los niños con hiperactividad, además, generan conductas antisociales y poca tolerancia a la frustración.

De igual manera, pueden presentar problemas de ansiedad y autoestima, debido a que son sometidos a constantes regaños, y con el tiempo pueden convertirse en oposicionistas desafiantes, un comportamiento desafiante y desobediente ante las figuras de autoridad.

Algunos rasgos que caracterizan a un niño hiperactivo son actividad motora excesiva, dificultad para resistir la distracción y acabar tareas ya empezadas, incapacidad para inhibir conductas e impulsividad cognitiva. Por ello es necesario saber cómo tratar a un niño con este padecimiento.

En el salón de clase

Santa María Pombo recomienda generar estrategias de control en el salón de clases, como trabajar parado o salir a caminar al patio. De esta manera, el niño podrá ser aceptado por sus compañeros y logrará contenerse y enfocarse de nuevo.

En el hogar

Indica que lo ideal es que su recámara sea limpia y sin muchos colores, cuente con un lugar específico para hacer tareas, viva con una familia con autodisciplina y no exponerlos hasta tarde a actividades físicas.

“Las mamás creen que hay que cansarlos mucho antes de dormir porque el niño tiene problemas de sueño. Eso es un error. Lo que hay que hacer a partir de las seis de la tarde es no exponerlos a ninguna actividad física porque si no se sobreestimulan”.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS