En el mundo existen siete millones de personas con párkinson y 47 millones con alzhéimer. (Foto: Especial)

Beber café con frecuencia reduce el riesgo de tener alzhéimer y párkinson

Los beneficios de beber café con mayores en hombres que en mujeres
Redacción | El Universal
11 Diciembre, 2019 | 12:00 hrs.

Un reciente informe reveló que el consumo habitual de café puede ayudar a reducir el riesgo de padecer enfermedades neurodegenerativas como el alzhéimer y el párkinson, dos condiciones que afectan seriamente la calidad de vida de las personas que las padecen.

La investigación mostró que la alimentación diaria influye en el desarrollo de trastornos que afectan la capacidad neuronal, por lo que el consumo constante de café puede ayudar a disminuir el deterioro cognitivo e incluso, disminuir los síntomas en las personas que ya sufren la enfermedad.

El café contiene una variedad de compuestos que incluyen cafeína, antioxidantes y sustancias bioactivas, las cuales además de darle un sabor único a la bebida, contribuyen al efecto fisiológico del café que provoca un mayor estado de alerta y de concentración.

Para dicho informe se realizó una revisión de distintos estudios que analizaron los impactos del café a la salud, donde se apunta que el consumo habitual de café se traduce en beber de tres a cinco tazas todos los días.

El café también mostró beneficios a la actividad motora de los individuos, por lo que se incluye la enfermedad de Parkinson como un padecimiento prevenible con el consumo de esta bebida.

Se mostró que el café ante los padecimientos neurodegenerativos, “protege contra la progresión de la enfermedad, deterioro cognitivo y mortalidad”. Además de que retrasa la aparición de los síntomas de la enfermedad de Alzheimer.

También se concluyó que los efectos del café suelen ser más fuertes en hombres, reduciendo la probabilidad de enfermedades neurodegenerativas aún más. En las mujeres es posible que el estrógeno pueda competir con la cafeína.

La investigación publicada por el Instituto de Información Científica sobre el Café, sugiere que la cafeína es un bloqueador de los receptores de adenosina, relacionada con funciones físicas básicas como la regulación de la frecuencia cardíaca y el sistema nervioso central.

Los estudios sobre la cafeína han demostrado que provoca una “reducción en daño físico, celular y molecular causado por el deterioro neurodegenerativo de trastornos como el alzhéimer y el párkinson”. Además, el café protege contra el daño inflamatorio presente durante la evolución de este tipo de enfermedades.

La enfermedad de Alzhaimer y Parkinson son dos condiciones que cambian notablemente las condiciones de vida de los pacientes. Ambos padecimientos no tienen cura ni un tratamiento que detenga su progresión, por lo que es necesario aplicar cualquier alternativa que reduzca el riesgo de desarrollar estas afecciones o aliviar lo síntomas, apunta el estudio.

El número de personas con enfermedades neurodegenerativas ha aumentado a la par del aumento en la esperanza de vida mundial. Actualmente, en el mundo existen siete millones de personas con párkinson y 47 millones con alzhéimer, y se estima que el número de pacientes con la enfermedad de Alzheimer aumentará a 75 millones para 2030.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS