Los jugadores experimentan una sensación de euforia cuando el flujo de sangre y oxígeno regresa al cerebro. (Foto: Especial)

Alertan sobre peligroso "juego de la asfixia"

Aproximadamente uno de cada 10 adolescentes han participado en este juego peligroso
Redacción | Reuters
01 Febrero, 2019 | 11:08 hrs.

Los niños y adolescentes que sufren depresión o problemas de conducta pueden realizar desafíos potencialmente fatales, como el “juego de la asfixia”, para alcanzar una euforia más alta que aquellos con buena salud mental, sugiere un estudio francés.

Según los investigadores de la Universidad de Burdeos, aproximadamente uno de cada 10 adolescentes y preadolescentes han participado en este juego peligroso al menos una vez. Sin embargo, el riesgo fue más del doble para los jóvenes con síntomas de depresión o trastornos de conducta.

Este juego es mortal y puede atraer a niños suicidas, dijo el autor principal del estudio, Gregory Michel. “Este juego también puede atraer a los jóvenes que están deprimidos y que usarán este juego como una manera de reemplazar la sensación depresiva con una sensación fuerte provocada por este juego”.

Los jugadores de juegos de asfixia suelen usar sus manos, un cinturón o una corbata para presionar la arteria carótida en el cuello, limitando temporalmente el flujo de oxígeno y sangre al cerebro. El objetivo es lograr una sensación de euforia cuando el flujo de sangre y oxígeno regresa al cerebro.

Es lo suficientemente peligroso en grupos, pero cuando los niños juegan solos, sin la presencia de otros para interrumpir la asfixia, se enfrentan a un mayor riesgo de pérdida de conciencia e incapacidad para detener la estrangulación cuando se usa una soga, un cinturón u otra ligadura.

Casi todas las muertes causadas por el juego ocurren cuando los jóvenes juegan solos, y algunas investigaciones anteriores han relacionado la depresión con un mayor riesgo de probar el juego sin otros niños para ver o ayudar en una emergencia.

Para el estudio actual, los investigadores examinaron los datos de las encuestas recopiladas de mil 771 estudiantes de secundaria franceses en 2009 y 2013.

El estudio encontró que los estudiantes con depresión tenían 2.2 veces más probabilidades de jugar el juego de la asfixia que los estudiantes sin depresión.

Y, los jóvenes con trastornos de conducta, como una tendencia a romper reglas o comportarse de manera antisocial, tenían 2,3 veces más probabilidades de participar en el juego.

Si bien estudios anteriores han encontrado que el juego está más extendido entre los adolescentes varones que en las niñas, el análisis actual no encontró diferencias basadas en el sexo.

El estudio no fue diseñado para demostrar si los problemas psicológicos o de salud del comportamiento específicos pueden hacer que los niños jueguen el juego de la asfixia. Tampoco está claro en la encuesta si la participación en el juego podría haber causado problemas de salud mental, señalan los autores del estudio.

"Los adolescentes con depresión a menudo están aburridos y son apáticos y algunos pueden sentirse atraídos por esta actividad de búsqueda de emociones", dijo Benjamin Shain, jefe de psiquiatría infantil y adolescente de NorthShore University HealthSystem en Evanston, Illinois.

Algunos adolescentes con depresión podrían probar el juego de la asfixia como "un ensayo para un intento de suicidio", dijo Shain, quien no participó en el estudio. Otros pueden desarrollar problemas emocionales como resultado del daño cerebral causado por el juego de la asfixia, dijo Shain.

"Es de suponer que la reducción de los síntomas depresivos del tratamiento puede reducir la participación en el juego de la asfixia, pero el estudio actual no aborda este problema", agregó Shain.

El juego de la asfixia también se ha relacionado con comportamientos de salud riesgosos como el consumo de alcohol y el abuso de drogas, señaló Sarah Knipper, investigadora de salud para adolescentes de la Autoridad de Salud de Oregón en Portland.

"No es una sorpresa que los adolescentes que están luchando con su salud mental puedan carecer de las herramientas y los apoyos para tomar decisiones saludables, o pueden buscar formas de sobrellevar la situación que se sienten bien pero que no les hace bien", dijo Knipper, quien no lo hizo.

"No tengo conocimiento de ninguna evaluación de medicación específica o tratamiento de salud mental para reducir la participación en el juego de la asfixia", agregó Knipper. "Sin embargo, sabemos que el acceso a un sistema de salud mental amigable para los jóvenes que incluya consejería / psicoterapia y apoyo conductual es esencial para las personas jóvenes con depresión o mala salud mental".

QUÉ DICEN LOS USUARIOS