Especial

8 formas de detectar el trastorno disocial

De no tratarse a tiempo,se podrían desencadenar conductas psicópatas en estas personas
Rocío Mundo | El Universal
06 Noviembre, 2017 | 15:00 hrs.

Andrés Fernández, psicólogo clínico por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), señala que el trastorno disocial sucede cuando una persona viola los derechos de otras personas, normas y reglas.

Este padecimiento es el conjunto de comportamientos repetitivos que evolucionan con el tiempo y que a la larga, sin un tratamiento adecuado, podría desencadenar conductas psicópatas.

1. ¿Cómo detectarlo?

  • Agresión a personas y animales. Se promueven peleas callejeras, existen amenazas e intimidación a otras personas y crueldad a los animales.

  • Destrucción a la propiedad. No sólo se busca causar daño físico a la vivienda, sino también que las personas que viven dentro sufran agresiones y se sientan vulnerables.

  • Fraudulencia o robo. Se busca poder a través de la agresión verbal y el hurto.

  • Violaciones graves de normas: Se reta a la autoridad.

2. ¿A qué edad aparece?

Se presenta con mayor frecuencia en adolescentes de 16 años, especialmente en hombres, debido a que “tienden más a la agresión, tanto física como verbal”.

De acuerdo con la Guía Clínica para el Trastorno Disocial, en varones puede desarrollarse entre los 10 y 12 años de edad, mientras que en las mujeres la media de aparición es de entre 14 y 16 años. Sin embargo, su inicio antes de los 10 años está relacionado con un peor pronóstico.

3. Predisposición genética

Existe una vulnerabilidad genética que al enfrentarse a determinados factores sociales, psicológicos y culturales abren la posibilidad de que el trastorno aparezca.

4. Factores

Se han encontrado ciertas características que contribuyen al desarrollo del trastorno disocial:

 

  • Educación rígida de los padres

  • Abuso y maltrato infantil

  • Alcoholismo

  • Vivir en zonas marginadas

  • Falta de una red de apoyo sociales

  • Condiciones caóticas en el hogar

5. Comportamientos antisociales

  • Comportamiento agresivo y destructor. Se manifiesta tanto hacia las personas como hacia los animales, sin que existe de manera aparente afectación emocional, falta de culpa y de empatía.

  • Falsedad y engaño. Son utilizados para obtener aquello que de otra forma no alcanzaría.

  • Violación de reglas y de derechos de los demás. Faltar a clase sin justificación, hacer bromas pesadas, pasar la noche fuera de casa, pese a la negativa de los padres.

6. Desencadena más trastornos psicológicos

El trastorno disocial puede ligarse a la depresión, que en adolescentes se manifiesta a través de la irritabilidad y reto a la autoridad, y a la ansiedad.

7. Delgada línea a ser psicópatas

De no tratarse a tiempo con la psicoterapia y los límites familiares adecuados, el adolescente puede cometer conductas que no le genere culpas, ni remordimientos.

“No todos se van a volver psicópatas, pero es un factor de riesgo que puede llevar a una conducta sociopática”, señala el especialista.

8. Terapia cognitivo conductual

Como parte del tratamiento, el psicólogo clínico recomienda la terapia cognitivo conductual. El objetivo fundamental, explica, es modificar las conductas mediante el cambio de pensamientos.

“A veces el adolescente trae unas ideas muy distorsionadas de la realidad, porque durante su niñez y adolescencia aprendió a manejar las situaciones a través de la violencia, el conflicto y los gritos”.

De esta manera, el adolescente reaprenderá conductas más favorables y habilidades sociales.

En algunos casos, relacionado con otro trastorno como depresión o ansiedad, se recurre al tratamiento farmacológico.

 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS