Dos de estas cintas han sido ganadores de un premio oscar. (Foto: Especial)

7 películas que hablan sobre trastornos mentales

Estas cintas ayudan a entender mejor algunos de los trastornos más comunes y difíciles de enfrentar
Redacción | El Universal
19 Febrero, 2019 | 10:00 hrs.

Una de las funciones que tienen el cine es mostrarnos mundos o realidades que no conocemos. Gracias a este lenguaje podemos tener un mayor acercamiento hacia la difícil realidad de los trastornos mentales.

Estas son algunas películas que han buscado retratar la forma en la que personas con trastornos viven su día a día.

1. Fragmentado (Trastorno disociativo)

Esta película cuenta la historia de Kevin, un hombre que tras sufrir una gran violencia en su infancia desarrolla 23 personalidades como resultado de un trastorno disociativo mejor conocido como trastorno de personalidad múltiple.

Este trastorno se caracteriza por que la persona crea una o varias personalidades diferentes a la suya, como un mecanismo de defensa ante un evento traumático. Por lo general, la persona no es consciente de sus otras personalidades, de acuerdo con un estudio de la revista Scielo.

2. Una mente brillante (Esquizofrenia)

Aquí se cuenta la historia de John Nash, brillante matemático ganador del Nobel de Matemáticas del año 1994, quien, además, padecía de esquizofrenia. Por esta razón, tal como se muestra en la película, Nash sufría de constantes alucinaciones con personas que no existían en la vida real.

Y es que, quienes padecen este trastorno, “escuchan o ven cosas que no están allí o piensan que los demás pueden leer su mente, controlar sus pensamientos o conspirar para hacerles daño”, tal como señala un artículo del Instituto Nacional de Salud Mental (EU).

3. Los juegos del destino (Trastorno bipolar)

En cinta retrata la historia de un hombre con trastorno bipolar que lucha para controlar sus ataques de ira, y así poder recuperar su vida, tras un violento ataque al amante de su esposa. Tal como se aprecia en la cinta, este trastorno se caracteriza cambios exacerbados e  inusuales en el estado de ánimo de quien lo padece, según información del Instituto Nacional de Salud Mental (EU).

4. Tenemos que hablar de Kevin (Trastorno antisocial de la personalidad)

El trastorno antisocial de la personalidad es uno de los más difícil de tratar, entender y que más daño puede provocar a nivel social debido a que quienes lo padecen carecen de empatía y no manifiestan culpa al cometer actos vandálicos, tal como explica un artículo de Redalyc.

Su principal motivación es satisfacer su placer y no les importa qué debían hacer para conseguirlo. En esta película se retrata con gran precisión la forma en que puede actuar una persona con este trastorno, también conocidos como sociópatas.

5. Hasta el hueso (Anorexia)

La anorexia es un trastorno de la alimentación caracterizado por un miedo irracional a aumentar de peso y una distorsión de la percepción del cuerpo en la que la persona siempre se ve gorda a pensar de ser extremadamente delgados, de acuerdo con información de Katia Ruiz Ochoa, psicoanalista de la Fundación APTA.

En esta cinta se retrata la historia de un grupo de chicos internados en una clínica especializada en estos trastornos.

6. El faro de las orcas (Trastorno del espectro autista)

Esta es la historia de una mujer que lo deja todo para llevar a su hijo a La Patagonia, en un intento por mejorar su condición pues es un niño con autismo. Ella se percata de que su hijo siente una atracción por las ballenas y decide llevarlo a vivir cerca de ellas.

El autismo se caracteriza por “alteraciones en conducta, comunicación verbal y no verbal e interacción emocional anómala”, es por esto que quienes la padecen tienen problemas para interactuar con otros, según un estudio de la revista Scielo.

7. Mejor imposible (Trastorno Obsesivo Compulsivo)

En esta película Jack Nicholson interpreta a un hombre con TOC que debe seguir varias rutinas de manera obsesiva como lavarse las manos constantemente. Tal como en la película, el TOC caracteriza por pensamientos involuntarios, irracionales y repetitivos (obsesiones) ante los cuales sienten la necesidad de reaccionar (compulsiones), según lo define el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS