El proyecto inició en 2014, luego de que en 2013 fuera seleccionado por el Conacyt. (Foto: UNAM)

UNAM desarrolla dispositivo para detectar 280 patógenos en 24 horas

El dispositivo puede impedir un posible brote epidemiológico
Redacción | El Universal
20 Mayo, 2019 | 16:08 hrs.

Científicos de la UNAM crearon un dispositivo que permitiría impedir posibles brotes epidemiológicos debido a que es capaz de detectar en cualquier superficie 280 patógenos de forma segura y en 24 horas.

En un comunicado se informó que el dispositivo está compuesto por segmentos del genoma de los microorganismos de interés, los cuales se unen a la cadena de ADN complementaria de los patógenos si los segmentos están contaminados.

Dicha aplicación puede monitorear el medio ambiente para descubrir con oportunidad riesgos, impedir un posible brote epidemiológico y alertar a las autoridades para evitar algún impacto a la salud.

Explicó que este microarreglo, que echa mano de los avances sobre el ADN, es capaz de detectar bacterias, hongos, virus, protozoarios, nematodos y microalgas, con aplicación en la industria alimenticia, farmacéutica.

Los microarreglos o chips de ADN o ARN son una herramienta de la biología molecular y las ciencias genómicas, que se utiliza para identificar mutaciones o cuantificar expresiones de genes específicos para el diagnóstico de enfermedades, especialmente cáncer, o problemas genéticos.

La tecnología aprovechada por los universitarios comprende 38 mil sondas moleculares de hibridación inmovilizadas, diseñadas a partir de secciones del genoma ya reportado de los patógenos.

Con una sola muestra de ADN es posible detectar, en 24 horas, hasta 280 patógenos de una manera confiable, oportuna y segura.

A partir de muestras de agua o suelo, alimentos o incluso heridas, los científicos obtienen ADN de los microorganismos que pueden hacer daño a la salud humana, para analizarlo en el microarreglo.

Necesitan que la cadena doble que forma el ADN sea dividida para quedarse con una hebra simple, para ello, la “cortan” con enzimas de restricción en segmentos de 20 a 25 pares de bases. Estos fragmentos son marcados con biotina, la cual se pone en contacto con las sondas inmovilizadas en el microarreglo durante 14 horas.

Al realizar un análisis, si en la muestra se encuentra ADN de los organismos que completan las sondas del microarreglo, se unen a la cadena que fue cortada y es posible detectarlos fácilmente.

El proyecto inició en 2014, luego de que en 2013 fuera seleccionado por el Conacyt en su convocatoria para resolver problemas nacionales, y en estos cinco años se diseñó y construyó el dispositivo.

Una vez validado con modelos matemáticos en la computadora y en laboratorio, fue utilizado por estudiantes de la Facultad de Ciencias y la ENES Mérida para monitorear la calidad del ambiente en manglares, cenotes y plantas de tratamiento de aguas, mediante muestras del líquido y sedimentos.

Luego de obtener el registro de patente, el equipo espera ofrecer monitoreo ambiental en el sureste mexicano, debido a que en esa región es común que en ciertas épocas del año se presenten enfermedades que se contagian mediante el aire o los alimentos.

 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS