Si bien pronto se realizarán las primeras pruebas de este dispositivo en conejos, aún no llegan al punto de concretar cuál será la vida útil del dispositivo. (Foto: Especial)

UNAM crea dispositivo para tratar el glaucoma

El diseño del dispositivo es una réplica modificada de la válvula de admisión de un avión
Redacción | El Universal
12 Marzo, 2019 | 12:59 hrs.

Científicos de la Universidad Nacional Autónoma de México, en colaboración con la Fundación Markoptic, desarrollan un dispositivo cuyo funcionamiento podría evitar que el glaucoma afecte a más personas.

De acuerdo con UNAMGlobal, se trata de una microválvula que consta de un cuerpo de válvula que controla la presión intraocular al llevar el humor acuoso hacia el exterior; un elemento móvil y un resorte que se encarga de ejecutar el accionamiento de la válvula, la cual está diseñada para ser un auxiliar en el tratamiento del glaucoma.

Cuando su resistencia se ve superada, permite expulsar el humor acuoso desde el interior al exterior del ojo eliminando el exceso mediante un conducto interno, explica el espacio digital.

El diseño del dispositivo, en el cual llevan trabajando más de seis años y fue ideado por Manuel Humberto Gallardo Inzunza quien sufrió glaucoma de nacimiento, es una réplica modificada de la válvula de admisión de un avión.

La idea del diseño es regular la salida del líquido, pero el diseño final es de un milímetro de tamaño, tiene el grosor de una pelusa, de una pestaña, por lo cual, es muy difícil fabricarlo con métodos convencionales”, señaló el físico Diego Zamarrón Hernández a través de esa página.

En el Laboratorio Nacional de Soluciones Biomiméticas para Diagnóstico y Terapia, los científicos determinaron las propiedades metálicas y técnicas para generar una válvula que permita regular la presión en el ojo para que no drene más de lo que necesita.

“Desarrollamos un aplicador que consta de dos piezas, una que pueda manipular el médico y otra para adherir esta válvula”; sin embargo, su tamaño debe ser del ancho de una pestaña pero más corto y móvil.

Para ello, trabajan en replicar la fisiología humana del ojo y un modelo de córnea artificial que permita simular las características de un ojo enfermo. Además de generar la diferencia de presiones y probar las válvulas en el modelo.

Si bien pronto se realizarán las primeras pruebas de este dispositivo en conejos, aún no llegan al punto de concretar cuál será la vida útil del dispositivo.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS