Hasta el momento no existen medicamentos que curen la enfermedad, pero sí que ayudan a mantenerla bajo control. (Foto: Especial)

¿Un susto puede provocar diabetes?

La diabetes ocupa el segundo lugar de mortalidad en México con poco más de 98 mil muertes al año
Rocío Mundo | El Universal
02 Mayo, 2018 | 14:00 hrs.

La cultura popular mexicana está rodeada de un sinfín de mitos. Uno de ellos asegura que un susto o coraje detona la aparición de la diabetes. Sin embargo, ¿qué de cierto tiene esta creencia popular?

El endocrinólogo Jorge Gómez Sánchez señala que, a diferencia de lo que gente ha creído por mucho tiempo, la diabetes ocurre cuando el organismo es incapaz de producir o utilizar correctamente la insulina —una hormona encargada de controlar el azúcar en la sangre—. Mas no por un fuerte susto.

En esta situación o en cualquier otro estado de estrés, explica, es normal que los niveles de azúcar aumenten. Sin embargo, es inusual que una vez pasado este momento los niveles se mantengan altos. “El susto es la razón para que los médicos hagan el diagnóstico”, pues más que ocasionar la enfermedad, la visibiliza.

El endocrinólogo sostiene que para determinar la enfermedad, el nivel de glucosa en un ayuno de ocho horas debe ser superior a 126 miligramos. Mientras que dos horas después de haberse ingerido alimentos éste tendrá que ser mayor a los 200 miligramos.

Los valores intermedios son considerados prediabetes, por lo que el riesgo de sufrir el padecimiento se incrementa de cuatro a seis veces más.

Los signos y síntomas que indican la aparición de diabetes son coloración café en la parte posterior del cuello, aumento de sed, hambre y orina, así como una pérdida inexplicable de peso.

Hasta el momento no existen medicamentos que curen la enfermedad, pero sí que ayudan a mantenerla bajo control. La falta de un diagnóstico y tratamiento oportuno causa alteraciones renales, cardiopatía isquémica y, en los casos más severos, amputaciones de las extremidades.

Actualmente, la diabetes ocupa el segundo lugar de mortalidad en México con poco más de 98 mil muertes al año, y el quinto lugar a nivel mundial de pacientes con esta condición. Sin embargo, se estima que en todo el mundo hay cerca de 496 millones de personas con la enfermedad con riesgo a que esta cifra incremente.

“El cambio debe ser desde a nivel personal hasta las políticas públicas con respecto a prevenir. Hay muchos medicamentos para controlar la glucosa alta, pero a pesar de eso no hemos logrado evitar que incremente el número de casos”.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS