Tratan con bótox a niña con defecto congénito

Aunque existen antecedentes de la aplicación de esta técnica en España y en Estados Unidos, es la primera vez que se realiza en Jalisco
Redacción | El Universal
31 Julio, 2017 | 18:33 hrs.

Por primera vez en su historia, se realizó un tratamiento revolucionario para la corrección de defectos congénitos en la pared abdominal, mediante la aplicación de toxina botulínica tipo A por guía ultrasónica, en el Hospital de Pediatría del Centro Médico Nacional de Occidente (CMNO) del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Jalisco.

La beneficiada fue una paciente de seis años que había nacido con las vísceras fuera de su cuerpo, “sus intestinos estaban apenas cubiertos por la piel de su abdomen”, indicó el radiólogo intervencionista, Gil Alfonso Badallo Rivas.

Por lo general, dijo, este tipo de casos se resuelven con el retiro quirúrgico del segmento intestinal expuesto; sin embargo, se debe esperar un tiempo para su reconexión y reinserción en el abdomen, lo que significa estancias hospitalarias prolongadas. Además de mayores molestias y riesgos para el paciente.

Badallo Rivas explicó que cuando se somete a una cirugía de este tipo, el paciente debe vivir temporalmente con bolsas especiales en su abdomen (colostomía), donde se depositan sus heces fecales, “lo cual representa incomodidad en los físico, pero también repercusiones anímicas y psicológicas importantes”.

Este tipo de malformaciones son frecuentes; por ello, Badallo buscó que alternativas podían ofrecerse a estos niños, en algunos casos prácticamente desde su nacimiento.

Así encontró que con la aplicación de bótox en músculos muy específicos de la pared abdominal o del tórax, cuando la malformación es a ese nivel, se puede tratar al paciente en forma más rápida.

Esta sustancia, señaló, relaja el músculo de manera que se puede tener una cantidad suficiente de tejido para cubrir y reacomodar las vísceras expuestas.

Actualmente, hay otros dos menores sometidos a un tratamiento similar, uno de ellos con una malformación a nivel del tórax y otro en el abdomen. “El número de sesiones de aplicación de bótox varía en función de la extensión del daño y de las características de cada paciente”.

Esta alternativa podría aplicarse en casos de extracción de tumores sólidos para cubrir el área cruenta que queda posterior a la cirugía.

"Pero por lo pronto, para corrección de defectos congénitos de la pared abdominal y torácica muestra resultados muy positivos, que marcan un logro más en este hospital a sus casi 50 años de actividades para beneficio de niños de Jalisco y del resto del noroccidente del país", comentó.

Aunque existen antecedentes de la aplicación de esta técnica en España y en Estados Unidos, es la primera vez que se realiza en Jalisco.

Con información de Notimex

QUÉ DICEN LOS USUARIOS