Tener una mascota disminuye también la sensación de soledad. (Foto: Especial)

Tener un perro ayuda a mejorar la salud del corazón

En el estudio, quienes tenían perros eran más proclives a realizar actividad física debido a que los sacaban a pasear
Redacción | El Universal
28 Agosto, 2019 | 15:00 hrs.

Tener un perro se asocia con una mejor salud cardiovascular, de acuerdo con los resultados preliminares de un proyecto que analiza los efectos de tener mascotas en la salud del corazón. 

El estudio, realizado por Mayo Clinic, en colaboración el Hospital de la Universidad de St. Anne y la Universidad de Catania, encontró que las personas que tenían cualquier tipo de mascota tenían una mejor salud cardiovascular pero los niveles eran aún mejores en los casos en los que las mascotas eran perros.  

Para medir la salud cardiovascular los investigadores se guiaron con los parámetros  indicados por la Asociación Estadounidense del Corazón, los cuales son presión arterial, colesterol, azúcar en la sangre, actividad física, dieta, índice de masa corporal y tabaquismo. 

Los investigadores asociaron los resultados con el hecho de que aquellos quienes tenían perros fueron más proclives a realizar actividad física debido a que sacaban a pasear a sus perros y jugaban con ellos. 

Por otro lado, también comentaron llevar una mejor dieta y sus niveles de azúcar en la sangre fueron más saludables a los del resto del grupo. 

Otros aspectos que también pueden estar relacionados con esta mejora de la salud en el corazón es que “tener un perro aumenta la sensación de bienestar en general, disminuye la soledad, así como las tasas de depresión”, tal como señaló Francisco López-Jiménez, cardiólogo de la Clínica Mayo, mediante un comunicado. 

El estudio recopiló la información de más de 2 mil personas en la ciudad de República Checa, desde enero de 2013 hasta diciembre de 2014 pero están programadas  evaluaciones de seguimiento, para ampliar el estudio, hasta el año 2030.

Por último, los autores advierten que tener un perro no mejora por sí mismo la salud cardiovascular pero sí puede ser un factor que incline la balanza si se complementa con un estilo de vida saludable. 

 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS