El dengue es una enfermedad transmitida por mosquitos tropicales. (Foto: Especial)

Tener niveles de hierro saludables podría evitar la propagación del dengue

El oxígeno reactivo provocado por el hierro, en el organismo del mosquito, no permite que el virus sobreviva
Redacción | El Universal
18 Septiembre, 2019 | 17:00 hrs.

Niveles saludables de hierro en la sangre podrían evitar que los mosquitos adquieran el virus del dengue y por tanto, lo propaguen, según revela un estudio realizado por la Universidad de Connecticut y publicado en la revista Nature Microbiology. 

De acuerdo con la investigación, el hierro en la sangre de las personas pasa a la sangre del mosquito y lo protege contra la enfermedad, es decir, el hierro hace que su sistema pueda defenderse mejor contra el virus del dengue y de esta manera no se vuelve un portador. 

Esto ocurre debido a que el hierro produce un efecto en el organismo del mosquito conocido como oxígeno reactivo el cual no permite que el virus sobreviva. 

De esta manera, aquellos mosquitos que pican a personas con buenos niveles de hierro adquieren protección contra la enfermedad y no la contagian al picar a otras personas.   

Para llegar a los investigadores tomaron muestras de sangre de ratones sanos y a esta sangre la infectó con el virus del dengue para posteriormente alimentar a mosquitos con ella. 

Los resultaron demostraron que los mosquitos alimentados con sangre que no tenían hierro suficiente en la sangre propiciaron la aparición de  más mosquitos portadores del dengue mientras que los alimentados con hierro adquirieron cierta inmunidad. 

En la actualidad la medidas implementadas para evitar la propagación del dengue generalmente se centran en la creación de campañas enfocadas en limpiar zonas con agua encharcada para eliminar los posibles criaderos de mosquitos transmisores. 

Sin embargo, con esta nueva investigaciones podrían crearse nuevas campañas enfocadas en mejorar los niveles de hierro en las personas. 

El dengue es una enfermedad transmitida por mosquitos y es más común en países tropicales de América Latina y Central pero actualmente también puede encontrarse en países de África y  Asia.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS