“La masa muscular debe ser considerada un nuevo signo vital”, especialista. (Foto: Especial)

Tener masa muscular baja aumenta el riesgo de muerte

La baja masa muscular aumenta el riesgo de complicaciones en cirugías
Darinka Gómez | El Universal
07 Junio, 2019 | 12:10 hrs.

La masa muscular baja aumenta el riesgo de muerte en la misma medida que enfermedades crónico degenerativas como la presión alta, el colesterol alto o la diabetes, señaló doctora Consuelo Velázquez Alva, especialista en salud muscular de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

Así lo explicó durante la presentación del estudioImplicaciones de la baja masa muscular en la atención continua: una revisión narrativa”, publicado por la revista Annals of Medicine, con el apoyo de la compañía Abbott.

El estudio, en el que participaron 17 países, reveló que por cada cinco kilos de fuerza que se disminuye en la prensión manual (la fuerza que se aplica al cerrar la mano) la mortalidad aumentaba en un 16%.

“Hasta ahora la masa muscular no ha recibido la misma atención que el colesterol alto, la diabetes o la hipertensión, sin embargo, debe ser considerado como un nuevo signo vital ya que una baja masa también aumenta el riesgo de muerte y discapacidad”, agregó la especialista.

La masa muscular baja es considerada una enfermedad a la cual se conoce con el nombre de sarcopenia. Si bien antes este padecimiento aparecía solo en adultos mayores ahora  se presenta en personas cada vez más jóvenes, entre los 40 y 50 años.

Además de la baja masa muscular para diagnosticar  la sarcopenia también debe existir una baja en la fuerza.

Uno de los riesgos más grandes para quienes desarrollan sarcopenia es que aumenta el riesgo de complicaciones en cirugías y hospitalizaciones, ya que su proceso de recuperación es más elevado.

También aumenta el riesgo de dependencia ya que una persona con baja masa muscular puede llegar a un punto en que necesite de otra persona para moverse.

La especialista recalcó que nunca es demasiado tarde para recuperar o mantener los músculos con una buena nutrición y actividad física pero entre más se deje avanzar el problema es más difícil recuperar la masa y la fuerza perdida.

“Para recuperarla es importante consumir proteína, vitamina D, calcio y una molécula conocida como HMB, un metabolito del aminoácido leucina, que ha demostrado reducir la pérdida de músculo y la degradación de proteínas pues las mantiene fijadas en el músculo”, comenta.

Esta proteína es difícil de obtener de los alimentos ya que para adquirir los 3 gramos de HMB diarios recomendados por los especialistas sería necesario consumir 20 kilogramos de aguacate o 2 kg de frijoles al día.

Es por esto que existen productos especializados, tales como Ensure, que brindan la cantidad adecuada para aquellos que la necesiten.

 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS