Los hilos al ser expuesto a la humedad generan un “músculo” de alto rendimiento. (Foto: Especial)

Telarañas podrían ayudar a crear músculos artificiales

El mecanismo de torsión se basa en en el acomodo de un grupo de proteínas llamado prolina
Redacción | El Universal
19 Marzo, 2019 | 16:00 hrs.

Una investigación ha dado a conocer que la telaraña podría ayudar a crear nuevos tipos de músculos artificiales o actuadores robóticos, gracias a su propiedad llamada “supercontracción”.

La telaraña tiene propiedades como una conductividad térmica alta, dinamismo en torsión peculiar y propagación de vibraciones. A lo que se llama supercontracción se refiere al efecto de memoria que tiene cuando es expuesta al agua o humedad.

Pues cuando eso ocurre, las líneas comienzan a contraerse y a girar, haciendo que ejerzan fuerza suficiente para ser comparado con otros materiales para desempeñar alguna actividad, ya que esto las hace actuar como un “músculo” de alto rendimiento, generando un trabajo mecánico 50 veces más grande que el del músculo humano de masa proporcional.

Dabiao Liu, profesor asociado en la Universidad de Ciencia y Tecnología Huazhong en Wuhan, China, comenta “encontramos esto por accidente inicialmente, mis colegas y yo queríamos estudiar la influencia de la humedad en la telaraña”, suspendieron un peso de la telaraña para hacer una especie de péndulo, lo encerraron en una cámara en dónde podían controlar la humedad.

Liu añade, “cuando aumentamos la humedad, el péndulo comenzó a girar. Estaba fuera de nuestras expectativas. Realmente me sorprendió ". Además el profesor pensó que esta particularidad “podría usarse para músculos artificiales”.

Los investigadores piensan que la supercontracción, dada por la humedad, puede ser una forma de asegurarse que la telaraña esté tensa por el rocío de la mañana, protegiéndola de daños y maximizando su capacidad de respuesta a la vibración para que la araña sienta a su presa.

Sin embargo, no han encontrado ningún significado biológico para el movimiento de torsión con base en lo dicho por el profesor Markus Buehler, director del Departamento de Ingenieria Civil y Ambiental del Massachusetts Institute of Technology.

Por otro lado, gracias a la combinación de experimentos de laboratorio y modelos moleculares en computadora, se pudo determinar que el mecanismo de torsión se basa en el plegamiento de un tipo de bloque de proteínas llamado prolina.
El estudio fue realizado por investigadores del Massachusetts Institute of Technology y fue publicado en la revista Science Advances, el cual habla acerca de la resistencia y extensibilidad mecánica que tiene la telaraña a comparación de otras fibras sintéticas.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS