Especial

¿Te sientes cansado sin razón aparente?

Antes la causa más común era la tuberculosis, hoy se desconoce el motivo de su aparición
Rocío Mundo | El Universal
09 Noviembre, 2017 | 13:00 hrs.

Aunque es poco frecuente, el mal de Addison es una enfermedad endocrina (sistema que produce hormonas) caracterizada por la disminución de la hormona cortisol, encargada de regular las concentraciones de glucosa en el cuerpo y de mantener un nivel de presión arterial adecuado.

Hasta hace 50 años en México, de acuerdo con el endocrinólogo Miguel Escalante Pulido, la causa más común para que esta enfermedad se desencadenara era la presencia de la tuberculosis. Sin embargo, actualmente el 70% de los casos es autoinmune o idiopática (de causa desconocida), por lo que se desconoce el motivo exacto de su aparición.

“No sabemos realmente la causa, pero parece ser que nuestro sistema inmune empieza a producir sustancias que atacan a la glándula suprarrenal”.

Señala que aunque suelen ser casos extraños, existen pacientes con alta predisposición a Addison, especialmente a aquellos que sufren VIH, personas trasplantadas y que toman fármacos que disminuyen la actividad inmunológica.

Explica, sin embargo, que un paciente con este padecimiento no muestra sintomatología hasta que se ha destruido más del 90% de la corteza de la glándula suprarrenal, ubicada en la parte superior de ambos riñones, es decir, cuando el nivel de cortisol es sumamente bajo.

Ante esto, los síntomas que se presentan son disminución de peso, náuseas, vómito, debilidad exagerada, deshidratación, presión arterial baja e incluso alteraciones mentales. Aunado a la pigmentación oscura principalmente en axilas, ingles y boca.

“Cuando baja el cortisol el organismo trata de compensarlo y una de las maneras es produciendo en el cerebro la hormona adrenocorticotropa. Cuando se produce en exceso la proopiomelanocortina, parte de la adrenocorticotropa, se pigmenta la piel en forma exagerada”.

El diagnóstico, según el especialista, se basa principalmente en esta pigmentación, en la disminución de los niveles de azúcar y de la presión arterial.

“Normalmente, el cortisol suele estar muy bajo, en cifras menores a cinco miligramos por decilitro”. Debido a la disminución del cortisol, el tratamiento consiste en administrar dosis de cortisona y, posteriormente, tabletas de prednisona.

La enfermedad de Addison, señala, es más frecuente en mujeres, ya que, de acuerdo con una teoría, por sus niveles de estrógeno y su ciclo hormonal tienen mayor riesgo de activar sistemas inmunológicos. Su aparición se incrementa considerablemente después de los 30 años.

 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS