Este ácido ayuda a elegir a los mejores espermas (Foto: Especial).

¿Se puede usar el Ácido hialurónico en tratamientos de fertilización?

El ácido hialurónico es usado para tratamientos de belleza
El Comercio - Perú/GDA
25 Mayo, 2018 | 11:00 hrs.

¿Has escuchado hablar sobre el ácido hialurónico?, se trata de una molécula que ha empezado que ha demostrado tener múltiples beneficios para la belleza, ya que ayuda a prevenir las arrugas. Pero, además de ayudar a las mujeres a verse más jóvenes, científicos han descubierto que también podría ser clave en el éxito de tratamientos de fertilización in vitro.

En esta técnica consiste en colocar el espermatozoide dentro del óvulo y para ello se lleva a cabo la inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI), la cual se realiza de manera casi rutinaria.

Al doctor Augusto Ascenzo, vocero de la Clínica Miraflores, explica que para realizar el ICSI es necesario elegir los mejores espermatozoides: los que tienen mayor movilidad o que aparenten estar en mejores condiciones físicas.

Si bien esa identificación suma al objetivo de lograr un embarazo, no hay la seguridad de que este pueda suceder. Hay muchos aspectos por los que el espermatozoide podría fallar. Si bien se realiza una buena selección, no hay seguridad total. Es entonces cuando el ácido hialurónico entra en juego.

El uso del ácido se lleva a cabo en una nueva técnica que ha sido bautizada como inyección fisiológica intracitoplasmática de espermatozoides (pICSI), la cual permite elegir los mejores gametos, cabe mencionar que la membrana del óvulo está recubierta por ácido hialurónico de manera natural.

“Luego de realizar la selección de espermatozoides, colocamos en una microgota de gel un poco de ácido hialurónico. Luego,colocamos los espermas seleccionados cerca y los de mejor calidad se pegaran a ese ácido. El biólogo volverá a seleccionar aquellos que se acercaron, los limpiará y estos serán los que se inyectarán dentro de los óvulos elegidos”, explica el doctor Ascenso.

Todo el proceso se hace en microscopio. El pICSI solo le agrega un paso más a la técnica convencional de selección, pero al final solo añade algunos minutos de trabajo. Aunque suene simple, es un trabajo delicado.

La efectividad de este procedimiento depende mucho de las características de cada caso. Con la técnica convencional, en un caso complejo, se puede alcanzar entre un 30% a 40% de éxito. Si se usa el ácido hialurónico, la tasa se puede mejorar hasta en un 10%. En los embarazos complicados sumarle un 5% o un 10% de posibilidades de éxito es esperanzador, sobre todo para los padres, afirma Ascenzo.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS