El piso de un baño público tiene alrededor de dos millones de bacterias por cada 6 centímetros cuadrados. (Foto: Especial)

¿Se deben quitar los zapatos para no meter bacterias a casa?

Hay otras consideraciones más importantes como si la comida se está almacenando y preparando de manera adecuada
Redacción | El Universal
04 Septiembre, 2019 | 18:10 hrs.

Muchas personas se han preocupado recientemente por las bacterias que traen los zapatos, y se preguntan si es recomendable quitarse los zapatos antes de entrar a casa. Sin embargo, los zapatos cubiertos de bacterias podrían representar una amenaza menor si se quieren evitar riesgos a la salud dentro de la casa.

Así lo aseguró en entrevista con el New York Times el microbiólogo de alimentos de la Universidad de Rutgers, en Estados Unidos, Donald W. Schaffner.

“Enfocarse en los zapatos de la gente es un poco como fijarse en el vector equivocado”, dijo a ese medio el profesor de pediatría de la Facultad de Medicina de la Universidad de Indiana, Aaron E. Carro

Otros objetos que con frecuencia se tocan pero que rara vez se limpian son el dinero, los botones del cajero automático y los surtidores de combustible en las gasolineras. Por lo que los zapatos no son considerados realmente una amenaza.

Al respecto, la profesora de la Universidad Quinnipiac, Lisa A. Cuchara, abundó que si bien las bacterias fecales se transmiten de los zapatos al piso de la casa, para la mayoría de los adultos este nivel de contaminación es “más una situación asquerosa que una amenaza a la salud”.

Para ejemplificar una verdadera amenaza, Cuchara señaló que el piso de un baño público tiene alrededor de dos millones de bacterias por cada 6 centímetros cuadrados. Mientras que el asiento de un baño tiene alrededor de 50 bacterias por cada seis centímetros cuadrados.

Agregó que hay otras consideraciones más importantes como si la comida se está almacenando y preparando de manera adecuada o si hay tortugas que pueden transmitir salmonella.

A estas consideraciones se suma el uso de esponjas puesto que al retener agua y partículas de comida, pueden convertirse en un caldo de cultivo de bacterias.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS