¿Sabes qué es la elefantiasis?

Se transmite un parásito a través de mosquitos; se adquiere en la infancia, provocando daños que no se ven en un inicio
Redacción | El Universal
21 Diciembre, 2017 | 09:00 hrs.

En el mundo hay más de 947 millones de personas de 54 países que viven en zonas de riesgo donde se necesita quimioterapia preventiva para detener la propagación de la infección por filariasis linfática, generalmente conocida como elefantiasis, enfermedad en la que las piernas, brazos y escroto se vuelven anormalmente grandes, de acuerdo con un comunicado de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La enfermedad está presente en regiones tropicales y subtropicales de África, Centro y Sudamérica, Asia del Sur y las islas del Pacífico.

La elefantiasis, producida por la transmisión del parásito Wuchereria bancrofti a través de la picadura de mosquitos, se adquiere en la infancia, provocando daños que no se manifiestan en el sistema linfático, encargado de filtrar los fluidos corporales y evitar infecciones.

Los síntomas aparecen más tarde y pueden causar discapacidad permanente debido a que la mayoría de las infecciones son asintomáticas y no presentan signos externos. A pesar de ello, dañan el sistema linfático y los riñones, además de presentar deficiencias en el sistema inmunitario.

Entre 2000 y 2015, se administraron más de 6 mil 200 millones de tratamientos a una población en riesgo de unos 820 millones personas en 64 países, lo que redujo considerablemente la transmisión en muchos lugares. Aunque no hay cura para este padecimiento, los síntomas se pueden tratar con éxito.

De acuerdo con el reporte de la OMS, en el año 2000 se registraron más de 120 millones de personas infectadas, de los cuales aproximadamente 40 millones están desfiguradas o incapacitadas por la enfermedad.

Según datos del organismo mundial, la estimación inicial de personas infectadas fue de 25 millones de hombres con hidrocele (aumento del escroto) y más de 15 millones de personas con linfedema (hinchazón de brazos y piernas).

 

 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS