El gel antibacterial mata tanto virus como bacterias (Foto: Especial)

¿Realmente funciona el gel antibacterial?

La Organización Mundial de la Salud lo recomienda para prevenir enfermedades
Abigail Gómez |El Universal
24 Mayo, 2018 | 17:00 hrs.

En una conferencia de prensa sobre los mitos en torno a la diarrea médicos infectólogos declararon que el gel antibacterial no tiene los efectos que se le han atribuido por años, es decir, no protege contra los microorganismos patógenos que causan diversas enfermedades.

A pesar de que esta información se dio a conocer en distintos medios de circulación nacional, en El Botiquín nos pusimos a investigar que tan cierta es esta información, por medio de entrevistas y estudios y esto fue lo que encontramos.

El uso del gel antibacterial se popularizó en México luego de la epidemia de influenza que se vivió en el 2009. Desde entonces mucha gente empezó a utilizarlo de forma recurrente; sin embargo, con el tiempo las personas empezaron a sustituir la acción de lavarse las manos con agua y jabón con el uso del gel.

Es así que en lugar de brindar protección el gel puede representar un riesgo a la salud sino se utiliza de forma adecuada ya que su uso no sustituye el lavado tradicional de manos, según señala Moisés Ramírez, quien es un gran conocedor de las bacterias ya que su especialidad es la infectología.

El experto señala que su uso sí es bueno siempre y cuando se realice de manera adecuada. Por ejemplo, debe contener más de 70% de alcohol para que realmente tenga algún efecto sobre los microorganismos y su efectividad aumenta cuando se aplica tras haber lavado las manos con agua y jabón; al contrario, su efectividad disminuye si se aplica en manos que han pasado demasiado tiempo sin ser lavadas.

Si no tenemos agua y jabón cercano el gel es una buena opción ha demostrado su eficacia en numerosos estudios. Es tan seguro que la misma Organización Mundial de la Salud recomienda su uso en lugares donde las condiciones sanitarias no son las óptimas y es ampliamente usado en hospitales para prevenir contagios”, señala el especialista.

También asegura que, si bien no elimina todos los microorganismos sí es capaz de matar tanto a las bacterias como a los virus que causan las enfermedades más comunes, tales como influenza, salmonela, e. coli, entre otras. Aunque no es efectivo contra esporas como el clostridium, aunque este es poco común.

Es así que su efectividad es avalada por varios estudios, médicos e instituciones. Por ejemplo, un estudio realizado por la Facultad de Microbiología de la Universidad de Costa Rica señala comparó el efecto de varios geles y obtuvo resultados favorables, pues en todos los casos demostró una efectividad de más del 90% aunque esta disminuyó con el paso del tiempo.

Por su parte, la organización Save the Children México llevó a cabo una campaña donde promovía el uso del gel antibacterial como medida de prevención de enfermedades, aludiendo también a que este no sustituye el lavado de manos sino que funciona como un reforzador.

Respecto a su uso en niños, el médico asegura que es completamente seguro para los menores pues no corren riesgo de intoxicación si se llevan las manos a la boca, “para que hubiera intoxicación tendría que ingerir de manera directa en una dosis alta”, explica.

Por último se recomienda el uso de geles que no contengan un ingrediente ampliamente usado por distintas marcas: el triclosán.Un estudio realizado por la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Michigan descubrió que el triclosán en este gel no tiene beneficios antibacterianos, además de que existe la sospecha de que afecta la función muscular, de acuerdo con algunos estudios recientes.

¿Cómo elegir un gel antibacterial?

Sobre la forma de elegir el gel correcto el médico recomienda:

  • Para que un gel realmente tenga el efecto deseado debe tener un porcentaje de alcohol etílico mayor al 70%.

  • Preferir aquellos que tengan humectantes para evitar que se resequen las manos. La glicerina es un ingrediente que suele ser usado para este fin.

  • El uso de aromatizantes no interfiere con el efecto antibacterial del gel.

  • Evitar el uso de geles con triclosán ya que pueden tener efectos negativos para la salud.

Por su parte, información de la Facultad de Ciencias Bioquímicas y Farmacéuticas, Universidad Nacional de Rosario, en Argentina, señala cuál es la forma correcta de usar el gel antibacterial:

  • Colocar el gel en la palma de la mano. Para que sea efectivo se debe usar entre dos y tres milímetros (aproximadamente dos aplicaciones).

  • Frotar las manos juntas, en forma vigorosa y asegurar que el alcohol entra en contacto con toda la superficie, no sólo palma y dedos. Prestar particular atención a la punta de los dedos, los pulgares y las superficies entre los dedos.

  • Continuar frotando el gel hasta que se evapore y las manos estén secas (15 a 20 segundos). Nunca agitar las manos para acelerar el secado.

  • Usar en manos secas, ya que la presencia de agua disminuye la efectividad del alcohol.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS