Aislarse en lugares cerrados y con poca ventilación facilita la propagación de los virus. (Foto: El Universal)

Usuarios del Metro pueden enfermarse más

La falta de medidas preventivas aumenta el riesgo de contraer enfermedades respiratorias en lugares públicos
Rocío Mundo | El Universal
21 Diciembre, 2018 | 14:07 hrs.

Viajar en Metro durante la temporada invernal, cuando la influenza y el resfriado común se presentan con mayor frecuencia, puede incrementar el riesgo de enfermedades respiratorias. Así lo asegura el neumólogo pediatra, Julián Cuevas Bulnes.

El especialista, certificado por el Consejo Mexicano de Neumología A.C., señala que la razón para que esto ocurra es la falta de medidas preventivas, como saber estornudar y toser, no saludar de mano y utilizar cubrebocas, durante la permanencia en espacios públicos.

Si moqueo en el Metro de la Ciudad de México y cae moco mío o me escurro la mano con moco en los tubos donde se agarra la gente, el virus puede permanecer ahí seis horas. Imagínate en seis horas la cantidad de gente que entra y sale del metro y lo agarra”.

Es por ello, explica, que al estornudar o toser debe utilizarse el antebrazo, además de algún tipo de bufanda que evite que las gotas se esparzan en el aire y, por tanto, lleguen a otras personas. Esto debido a que es la forma en que se transmiten los virus.

Al respecto, el neumólogo pediatra destaca que durante esta temporada son más comunes las enfermedades respiratorias, puesto que el frío disminuye las defensas del cuerpo y las personas se aíslan en lugares cerrados, con mucha gente y con poca ventilación, lo que facilita la propagación de los virus.

Influenza, el virus que muta cada año

En el caso del virus de la influenza, caracterizada por la intensidad y duración de sus síntomas, su mayor prevalencia oscila entre octubre y diciembre. Mientras que el resfriado común o catarro puede estar presente a lo largo de todo el año.

A diferencia del catarro cuya evolución es de cuatro días, la influenza puede ocasionar la muerte o complicaciones menos severas, como neumonías. Es por ello que el especialista exhorta a la población realizarse la aplicación de la vacuna desde el mes de octubre.

Esto con la finalidad de lograr la protección durante los meses de noviembre y diciembre que son considerados los más peligrosos para contraer la enfermedad, pues la vacuna es efectiva luego de dos a tres semanas posteriores a su aplicación.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS