Especial/Pixabay

¿Qué te pasa al subir a una montaña rusa?

La Universidad de Pennsylvania realizó el estudio “Hallazgos piloto de desplazamientos cerebrales y deformaciones durante paseos en montaña rusa” para saberlo
Redacción | El Universal
17 Octubre, 2017 | 11:00 hrs.

La montaña rusa es uno de los juegos mecánicos más populares en los parques diversiones. Pero ¿sabes qué se produce en tu cuerpo al subirte? De manera inmediata pensaríamos en los daños a la columna, sin embargo, simplemente éste sólo es un mito.

Un grupo de investigadores de la Universidad de Pennsylvania, publicó en la revista Journal of Neurotrauma un estudio denominado “Hallazgos piloto de desplazamientos cerebrales y deformaciones durante paseos en montaña rusa”.

El estudio señala no hay riesgos a largo plazo por subirse frecuentemente a la montaña rusa, aunque de manera inmediata los efectos son un contractura de los músculos del cuello y dolor de cabeza.

Al someter a presión y velocidad durante el trayecto, nuestro cerebro sufre estragos momentáneos que provocan que la sangre no llegue adecuadamente, a éste lo que causa desmayos que no duran más de tres segundos. Mientras disfrutamos de esta atracción, nuestro sistema neurológico segrega dopamina y adrenalina, situación que hace que queramos volver a subirnos al juego, además quita el estrés.

El estudio se realizó en personas sanas que registraron una aceleración significativa en su cabeza, en un lapso de tres paseos, aunque esto no representó ninguna gravedad. Henry Ford, uno de los investigadores encargados de estudio, señaló que se pueden presentar lesiones en el oído y molestias debido a la presión que la atracción ejerce sobre el cuerpo.

La frecuencia cardiaca también aumenta arriba de la montaña rusa, aunque no de una manera alarmante, por lo tanto los expertos recomiendan que si padeces problemas del corazón es recomendable no subirte al juego.

A manera de conclusión los investigadores señalaron que “si bien nuestro estudio sugiere que los paseos en montañas rusas no presentan un riesgo inmediato de lesión cerebral aguda, sus efectos a largo plazo requieren un estudio longitudinal adicional”.

Con información de Journal of Neurotrauma

QUÉ DICEN LOS USUARIOS