Especial

¿Qué tanto sabes sobre el vitiligo o “mal del pinto”?

Se presenta con mayor frecuencia en mujeres y es poco probable que sea congénita
Rocío Mundo | El Universal
14 Diciembre, 2017 | 09:00 hrs.

El vitiligo es una de las enfermedades dermatológicas más comunes en México. Afecta aproximadamente entre un 0.5% a 1% de la población mundial sin diferencia de razas o sexo.

De acuerdo con Julio Salas Alanís, dermatólogo y presidente de la fundación Debra México A.C., el vitiligo es una enfermedad crónica que provoca manchas blancas en la piel. Éstas son causadas por la destrucción de los melanocitos, células encargadas de producir el pigmento de la piel.

Indica que aunque no existe una causa en específico, la aparición del vitiligo está estrechamente relacionada con enfermedades metabólicas, tiroideas e inmunológicas. Además de alteraciones genéticas, por lo que entre el 10 al 30% de las personas con este padecimiento tiene antecedentes familiares.

El trastorno se caracteriza por la presencia de manchas blancas y lisas en la piel, que varían en tamaño y localización. Asimismo, la extensión y severidad de este trastorno cambia de una persona a otra.

Las manchas de vitiligo pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, especialmente en párpados, alrededor de la boca, codos, tobillos, área genital y abdomen.

“En la etapa inicial de aparición, afecta de forma importante la calidad de vida de los pacientes, provocando desesperación, ansiedad, depresión y aislamiento social”, señala el dermatólogo.

La edad de aparición del vitiligo es variable. Sin embargo, el 50% de las personas la adquieren a los 20 años, mientras que su incidencia disminuye conforme aumenta la edad. Se presenta con mayor frecuencia en mujeres y es poco probable que sea congénita y se manifieste en lactantes.

Salas Alanís señala que aunque existen tratamientos médicos para controlar el vitiligo, éstos son lentos, pues las personas que se someten a ellos pueden tardar meses e incluso años en ver alguna mejoría.

“En muchas ocasiones, los pacientes se desesperan y son víctimas de charlatanes, quienes indican remedios caseros sin evidencia científica”, asegura el especialista.

Debido a que la piel despigmentada no tiene protección natural contra los rayos solares, fácilmente puede sufrir quemaduras. Por lo que es necesario aplicar bloqueador solar y, en lo posible, evitar el sol en las horas de mayor intensidad.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS