Especial

¿Qué son los miomas uterinos?

La mayoría de las veces no manifiestan síntomas; sin embargo, pueden llegar a ser, aunque en raras ocasiones, motivo de infertilidad
Rocío Mundo | El Universal
12 Octubre, 2017 | 15:00 hrs.

Presentes en el 40% de las mujeres en etapa reproductiva, los miomas uterinos son tumores benignos que se forman en el tejido muscular de la matriz. La mayoría de las veces no manifiestan síntomas; sin embargo, pueden llegar a ser, aunque en raras ocasiones, motivo de infertilidad.

De acuerdo con Elsa Díaz López, ginecóloga certificada por el Consejo de Ginecología y Obstetricia de México, la sintomatología suele ser variada. Por lo que las pacientes llegan a presentar sangrados uterinos, sangrados anormales intermenstruales y cólicos intensos.

Los factores de riesgo para que aparezca este padecimiento son menopausia tardía, es decir, que el último periodo menstrual se presente después de los 50 años de edad; postergar la maternidad hasta después de los 30 años y menstruación a temprana edad.

Otro factor importante es padecer sobrepeso y la obesidad. “Mientras más ‘gorditas’ están las pacientes van a tener más enfermedades, una de ellas es la presencia de miomas uterinos”. Además, la probabilidad de desarrollar estos tumores se eleva al existir un antecedente familiar.

Los tratamientos disponibles para combatir los miomas uterinos son diversos; sin embargo, se deben tomar en cuenta las necesidades especiales de cada paciente, como la edad, la ubicación del tumor y el estilo de vida de la paciente.

“A lo mejor tengo muchos miomas, pero ya no me interesa tener más bebés, por lo que una alternativa sería la extracción del útero”, dice Díaz. Este procedimiento, conocido como histerectomía, consiste en extirpar total o parcialmente este órgano.

Con la miomectomía, por otro lado, se incrementa el riesgo de infertilidad, debido “a la formación de adherencias, que son pequeña uniones anormales entre el intestino, las trompas de Falopio o los ovarios con el útero”.

Mientras que con el Focus exablate, la destrucción de los miomas se realiza a través de rayos ultrasonográficos. Sin embargo, las pacientes deben de cumplir con ciertas condiciones como tener miomas menores a 12 centímetros y que estos no toquen órganos vitales.

Otro tratamiento es el acetato de ulipristal de cinco miligramos. Este compuesto se administra vía oral por ciclos de tres meses, lo que permite la reducción de estos tumores. Además, disminuye los tiempos quirúrgicos y los riesgos de sangrado.

“Se da una tableta diariamente por tres meses, se descansan dos y se vuelven a dar otros tres meses y así se repiten por un máximo de cuatro ciclos”.

El acetato de ulipristal está disponible solamente en el sector privado, por lo que su costo aproximado es de 14 mil pesos por ciclo.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS