Debido a que el daño al nervio no produce dolor, la aparición de las úlceras puede pasar desapercibida. (Foto: Especial)

¿Qué son las úlceras diabéticas?

Estas heridas afectan al 15% de las personas con diabetes.
Redacción | El Universal
11 Diciembre, 2018 | 14:06 hrs.

Las úlceras diabéticas son llagas o heridas abiertas producidas en la planta del pie, que afectan a aproximadamente el 15% de las personas con diabetes. Su aparición está asociada a diferentes factores, como sobrepeso, consumo de alcohol y tabaco, raza y edad.

La Asociación Médica de Podología en California (CPMA, por sus siglas en inglés) explica que las úlceras se forman debido a una combinación de factores. Estos incluyen falta de sensibilidad en el pie, mala circulación, deformaciones de la extremidad e irritación causada por la fricción o la presión.

Además de traumatismos y del tiempo que se ha transcurrido con la enfermedad. “Los pacientes que hace muchos años tienen diabetes pueden sufrir una neuropatía, la disminución de o pérdida total de la sensibilidad en los pies como consecuencia de un daño nervioso provocado por la hiperglucemia”.

El daño al nervio puede producirse sin dolor, por lo que a menudo la formación de las úlceras pasan desapercibidas. Sin embargo, cuando son detectadas es necesario buscar atención médica de inmediato para reducir el riesgo de infección y amputación, mejorar la funcionalidad y calidad de vida.

ulcera.jpg

Y aunque no todas las úlceras se infectan, el diagnóstico de una úlcera enferma requiere de antibióticos, el cuidado de la herida y, probablemente, la hospitalización. Ante esta situación, es importante controlar los niveles de glucosa, mantener la úlcera limpia, no caminar descalzo y usar un apósito o vendaje.

Mientras que el tratamiento para una úlcera diabética no infectada consiste en retirar la piel y tejido de los dedos (proceso conocido como desbridamiento), colocar medicamentos en la herida, controlar la concentración sanguínea de glucosa y quitar presión a la zona.

Además de usar calzado especial, aparatos ortopédicos, escayolas especializadas, muletas o sillas de ruedas, esto con la finalidad de reducir la presión y la irritación de la úlcera, así como acelerar el proceso de cicatrización.

“La cicatrización se puede producir en semanas o en varios meses”, pues depende del tamaño y ubicación de la herida, la circulación sanguínea, el cuidado y el control de la glucosa en sangre”, añade la CPMA.

 

 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS