En los estados más avanzados este padecimiento requiere cirugía. (Foto: Especial)

¿Qué son las hemorroides?

El término correcto para referirse a este padecimiento es enfermedad hemorroidal
Darinka Gómez | El Universal
14 Mayo, 2019 | 09:00 hrs.

Las hemorroides son un padecimiento común aunque mucha gente lo oculta debido a que algunas personas pueden sentirse avergonzadas al admitir que sufren este mal; sin embargo, en términos generales todos tenemos hemorroides.

Así lo explica el proctólogo José Antonio de la Rosa, quien añade que la gente llama hemorroides a la ruptura o pérdida de fijación de las hemorroides al esfínter del ano pero, su nombre correcto en medicina es enfermedad hemorroidal.

“Como mencioné antes todos tenemos hemorroides, estos son unos vasos muy pequeños que forman parte de la circulación normal del conducto anal. Cuando tales vasos de rompen o se despegan de la pared anal, entonces de dice que la persona sufre enfermedad hemorroidal”, comenta de la Rosa.

Las hemorroides se encuentran pegadas al músculo anal pero cuando prolapsan, es decir, aumentan su tamaño, pueden llegar a separarse del músculo y quedar flotando.

Esto ocasiona que se presenten sintomas como sangrado rojo y brillante (sin dolor), comezón, sensación de inflamación, ardor, por mencionar los más comunes.

La enfermedad hemorroidal se desarrolla cuando las personas presentan un cambio en la evacuación. Lo más común es que surjan como resultado del estreñimiento aunque la diarrea también puede provocarlas.

“El estreñimiento o la diarrea ocasionan que la persona tenga que pujar mucho y que pase mucho tiempo sentada en el baño lo que causa que las hemorroides se inflamen debido a la presión al pujar y a la posición al estar sentado”, explica.

El embarazo y la obesidad también son factores de riesgo debido a que afectan el retorno venoso de la sangre al aumentar la presión sobre la pelvis.

Las hemorroides se clasifican según la zona en que se localizan, ya sea  por dentro o por fuera, y también por su nivel de inflamación, el cual puede ser en cuatro grados.

El primer grado es el más leve, cuando el agrandamiento no es tan severo y puede tratarse mediante cambio de dieta y algunos medicamentos.

El grado dos es cuando la hemorroide de sale del ano pero con el tratamiento adecuado aún puede regresar al interior.

Por su parte, tanto el grado tres como el cuatro son los estados más avanzados.  “La mayoría de los pacientes llegan a consulta en estos estados debido a que muchas veces la hemorroide ya no puede regresar al interior del ano”, comenta el proctólogo.

Cuando las personas ya se encuentran en este grado el tratamiento requiere de cirugía para cortar la hemorroide y jalarla hacia el interior.

 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS