Los efectos secundarios de las medicinas para el insomnio pueden ser leves o severos. (Foto: Especial)

¿Qué pastillas ayudan a dormir?

El mejor tratamiento para combatir este el insomnio suele ser la terapia conductual
Redacción | El Universal
25 Noviembre, 2019 | 08:00 hrs.

El insomnio es un trastorno del sueño que se caracteriza por problemas severos para conciliar el sueño y para mantenerlo durante la noche.  

Si bien la mayoría de las personas experimenta malas noches de sueño, en algunas ocasiones para ser considerado como un trastorno los problemas para dormir deben aparecer más de tres noches por semana y por más de tres meses seguidos, de acuerdo con información del el psiquiatra Edilberto Peña, especialista en trastornos del sueño. 

A pesar de que el mejor tratamiento para combatir este el insomnio suele ser la terapia conductual, mientras la persona recibe dicho tratamiento los especialistas pueden indicar ciertos fármacos para que la persona pueda conciliar el sueño y tener el descanso que requiere. 

Los medicamentos para el tratamiento del insomnio son fármacos fuertes y no deben automedicarse bajo ningún situación. En todos los casos estos deben ser recetados por un especialista. De acuerdo con Medline plus, te dejamos una lista de algunas de las pastillas más usadas para el insomnio. 

1. Doxepina

La doxepina se clasifica dentro de un grupo de medicamentos conocidos como antidepresivos tricíclicos. Actúan haciendo más lenta la función del cerebro para permitir el sueño, además de ser recetada para el insomnio también se usa para tratar la depresión, y ansiedad. Algunos efectos secundarios relacionados con la doxepina son las náusea y los mareos.

2. Estazolam

El estazolam se usa para el tratamiento a corto plazo del insomnio y forma parte de los medicamentos conocidos como benzodiazepinas. 

Se debe tomar en cuenta que este fármaco puede aumentar el riesgo de problemas de respiración graves o incrementar el riesgo de coma si se usa junto con determinados medicamentos por lo que sólo el médico puede establecer un uso seguro. 

Algunos efectos secundarios que puede provocar el estazolam sensación de resaca, somnolencia, mareos, boca seca, estreñimiento, agresión,  agitación, cambios en el comportamiento, lentitud en el movimiento, falta de coordinación, rigidez muscular o dolor en una pierna. 


3. Eszopiclona

Este medicamento de se usa para tratar el insomnio y entra dentro de la clasificación de un grupo de medicamentos llamados hipnóticos. 

Su principales efectos secundarios son dolor de cabeza, somnolencia durante el día, mareo, problemas de coordinación, náuseas, vómito, acidez estomacal, pesadillas, disminución del apetito sexual, periodos menstruales dolorosos y agrandamiento de los senos en el hombre. 

4. Ramelteon

El ramelteon se clasifica como un medicamento agonista del receptor de la melatonina debido a que imita la acción de la melatonina, una sustancia natural del cerebro necesaria para dormir.

Sus efectos secundarios más comunes son dolor de cabeza, mareos y náuseas y en menor medida otros efectos como inflamación de la lengua o la garganta, dificultad para tragar o respirar, sensación de que se le cierra la garganta, interrupción de los períodos menstruales, secreción lechosa de los pezones, disminución en el deseo sexual y problemas de fertilidad.

5.Temazepam

Al igual que el estazolam, el temazepam también puede aumentar el riesgo de problemas de respiración graves o que pongan en peligro su vida si se combina con ciertos medicamentos y también pertenece a la familia de las  benzodiacepinas. 

Su efectos secundarios más comunes son somnolencia, mareos, náuseas, vómitos, sarpullido, urticaria y otros más severos y menos comunes como hinchazón de la cara, garganta, lengua, los labios o los ojos.

6. Triazolam

El triazolam también pertenece a la familia de las  benzodiazepinas. Su presentación es en tabletas para una administración por vía oral. Por lo general se toma a la hora de acostarse, según sea necesario, pero no con alimentos ni poco después de los mismos somnolencia, mareos, aturdimiento, dolores de cabeza, problemas de coordinación, nerviosismo y hormigueo de la piel.

7. Zaleplon

El zaleplon no le ayudará a permanecer dormido por más tiempo ni disminuirá la cantidad de veces que despierte durante la noche. El zaleplon pertenece a una clase de medicamentos llamados hipnóticos. Actúa haciendo más lenta la actividad del cerebro para facilitar el sueño.

Somnolencia, mareos, aturdimiento, falta de coordinación, sensación de entumecimiento, ardor, hormigueo en manos y pies, dolores de cabeza, pérdida de apetito, problemas de visión. 

8. Zolpidem

El zolpidem se usa para tratar el insomnio que pertenece a una clase de medicamentos denominados sedantes hipnóticos los cuales vuelven más lenta la actividad del cerebro. 

Algunos de sus efectos secundarios son somnolencia, cansancio, dolor de cabeza, mareos, inestabilidad para caminar, dificultad para mantener el equilibrio, náuseas, estreñimiento, diarrea, gases y acidez estomacal. 

Existe otra versión de este medicamento, el zolpidem de liberación prolongada, el cual libera una porción del agente activo para ayudar a dormir al paciente y otra porción mientras se encuentra dormido para ayudar a mantener el sueño y evitar que se despierte durante la noche. 

9. Suvorexant

Por último, el suvorexant pertenece a una clase de medicamentos llamados antagonistas de los receptores de orexina y actúan bloqueando la acción de una sustancia natural que se encuentra en el cerebro y que permite la vigilia.

Al igual que otros fármacos de este tipo el suvorexant puede causar somnolencia, mareos, dolor de cabeza, sueños inusuales, boca seca, tos, diarrea, incapacidad temporal para moverse o hablar así como debilidad temporal de las piernas durante el día o la noche.

 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS