Al extraer este órgano la bilis cambia su consistencia. (Foto: Especial)

¿Qué pasa si te extraen la vesícula?

Cuando la persona no tiene vesícula la bilis pasa directo del hígado al intestino
Abigail Gómez |El Universal
27 Agosto, 2018 | 14:00 hrs.

La vesícula es un órgano en forma de pera en el que se almacena la bilis, la cual ayuda al intestino a digerir y absorber mejor las grasas. La bilis es producida en el hígado y cuando no es requerida para la digestión, se queda “guardada” en la vesícula hasta que el intestino la necesita de nuevo.

Existen diversos padecimientos por los que una persona puede requerir la extracción de este órgano, operación a la cual se conoce como colecistectomía.

El gastroenterólogo de Doctoralia, Jaime Ecnoc Zambrano, nos dice cuáles son estos padecimientos y cuáles son los cuidados que debe tener una persona sin vesicula.

La mayoría de las veces se requiere la extracción de la vesícula cuando presenta inflamación. La principal causa de esta inflamación suele ser la presencia de piedras en la vesícula o litiasis biliar. Estas piedras se forman principalmente debido al colesterol.

Otra causa de infecciones es algo que se conoce como falta de vaciamiento aunque es un padecimiento más raro. También puede ser necesario en el caso de la presencia de algún tumor o cáncer.

Cuando por alguna de estas causas una persona pierde su vesícula, la bilis pasa directamente del hígado hacia el intestino en lugar de ser almacenada y cambia de consistencia.

Se vuelve más diluida por que tiene un mayor contenido de agua y de grasa. Por esta razón se necesita más bilis para poder realizar la función que antes realizaba cuando la persona comía grasas”, explica el especialista.

En las personas que no tiene vesícula la digestión de las grasas no es tan efectiva, por lo que deben reducir la ingesta de alimentos grasosos en su dieta.

Cuando una persona no sigue estas indicaciones y continua con una dieta alta en grasas puede sufrir de severas diarreas, cólico y distensión abdominal.

Los alimentos que deben evitar son grasas, embutidos, carnes rojas, lácteos, productos derivados del huevo, alimentos con cafeína y té, así como masticar chicle y bebidas con gas.

Cuando existen piedras en este órgano, la extracción de la vesícula es una decisión que debe evaluarse ya que no siempre es necesaria mientras se mantenga un monitoreo constante.

Lo mejor es consultar con el especialista sobre los pros y contras de la extracción.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS