Cambios en la dieta y consumo de antiácidos son algunos de los tratamientos para combatir el reflujo gastroesofágico. (Foto: Especial)

¿Qué hacer si tengo reflujo?

Las principales causas incluyen el adelgazamiento gástrico y la apertura prolongada del músculo inferior del esfínter
Redacción | El Universal
18 Septiembre, 2018 | 14:00 hrs.

Ardor, regurgitación y dolor abdominal son algunos de los síntomas más comunes de la enfermedad por reflujo gastroesofágico, un padecimiento ocasionado por el retorno de los contenidos estomacales desde el estómago hacia el esófago, señala el gastroenterólogo pediatra José Antonio Chávez Barrera.

El también secretario de la mesa directiva de la Asociación Mexicana de Gastroenterología (AMG), destaca que dentro de las principales causas de esta enfermedad incluyen el adelgazamiento gástrico, la apertura prolongada del músculo inferior del esfínter y el tiempo en que éste tarda en vaciarse.

Además de la obesidad, un factor que puede condicionar la aparición de reflujo gastroesofágico, y la irritación del recubrimiento interno del esófago debido a la exposición a alimentos ácidos.

En este sentido, el especialista indica que parte del tratamiento, en caso de que los síntomas incrementen, consiste en evitar el consumo de bebidas alcohólicas y café, así como prevenir la obesidad.

Las otras alternativas médicas son la administración de antiácidos y, sólo en casos especiales y con previa evaluación médica, los procedimientos quirúrgicos.

“No es un padecimiento que nos dé una vez y desaparezca, sino que será un padecimiento crónica que se manifestará de forma recurrente”, ya que por lo menos, de acuerdo con las estadísticas, un 50% de la población presentará una vez al mes manifestaciones de esta enfermedad.

Mientras que entre un 12 a 20% tendrá síntomas semanales de este padecimiento y, al menos, un 2% manifestará estos problemas todos los días. Por ello, esta enfermedad representa un costo elevado para la persona, quien tiene que comprar medicamentos y asistir a consultas, y para la sociedad debido al ausentismo laboral.

En Europa, señala el gastroenterólogo, el costo individual de una persona con enfermedad gastroesofágica seis meses antes de su diagnóstico y hasta un año posterior a su detección es de 9 mil euros, un equivalente a 200 mil pesos mexicanos.

Finalmente, agrega que algunas de las consecuencias ocasionadas por la falta de atención médica o por la presencia de reflujo crónico es la aparición de lesiones premalignas, como el esófago de Barret, debido a los cambios que éste provoca.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS