La enfermedad es conocida como el asesino silencioso ya que no presenta síntomas. (Foto: Especial)

¿Qué hacer si tengo hipertensión?

En la mayoría de los casos la hipertensión no produce síntomas, por lo que sólo es posible descubrirla mediante consultas médicas de rutina
Rocío Mundo | El Universal
11 Abril, 2018 | 08:00 hrs.

Conocida como el asesino silencioso, la hipertensión es la enfermedad crónica más común en la población adulta mexicana; afecta, según datos del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), a 25 millones de personas.

Carlos Laertes Cruz, cardiólogo clínico en el Hospital Ángeles Metropolitano, señala que en la mayoría de los casos la hipertensión no produce síntomas, sólo es posible descubrirla mediante consultas médicas de rutina.

En algunas ocasiones, sin embargo, las personas con esta condición experimentan dolor de cabeza, falta de aire, visión borrosa, zumbido de oídos, cansancio y fatiga.

Explica que para diagnosticar la hipertensión se deben tener, por lo menos, dos mediciones superiores a 130/80 en diferentes momentos de tiempo.

El también médico del Hospital Naval de Alta Especialidad señala que la hipertensión esencial, aquella que representa el 95% del total de los casos, se presenta después de los 55 años de edad, en tanto que su aparición está relacionada a diversas causas.

Entre ellas se encuentran el consumo excesivo de sal y grasas animales, fumar y beber con frecuencia, el sobrepeso y obesidad, así como llevar una vida sedentaria.

“La genética es un factor de riesgo para el desarrollo de la hipertensión. Es importante, pero no un factor determinante”.

Laertes Cruz indica que en caso de detectarse por primera niveles de presión arterial altos es necesario confirmar el diagnóstico con una evaluación médica y cambiar el estilo de vida, lo que ayudará a que ésta disminuya entre cinco y ocho milímetros.

Mientras que si se trata de una persona previamente diagnosticada con hipertensión, ésta deberá tomar el medicamento preescrito de manera inmediata y someterse a una reevaluación médica.

Señala que de no tratarse adecuadamente pueden presentarse edemas cerebrales, desprendimiento de retina, insuficiencia renal y desgarre de las arterias.

Para prevenir estas complicaciones, el cardiólogo exhorta realizar ejercicio por lo menos dos a tres veces por semana, suspender el consumo de tabaco y disminuir la ingesta de sodio y carbohidratos.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS