El roce constante de la piel del pie provoca que surja la herida. (Foto: Especial)

¿Qué hacer si me sale un callo?

Zapatos ajustados, mala postura, obesidad y usar zapatillas son algunas causas de su aparición
Darinka Gómez | El Universal
17 Octubre, 2018 | 09:00 hrs.

Los callos son esa molesta y, en ocasiones, dolorosa dureza en la piel que aparece después de haber caminado por mucho tiempo o utilizar un zapato incomodo. Se trata de una reacción de la piel, una herida que surge ante un roce constante de una zona determinada contra algo duro.

Si bien los callos no representan una situación de peligro en un inicio, y son fáciles de tratar, no deben ser menospreciados ya que un callo que no recibe atención oportuna puede convertirse en una callosidad permanente, según explica la podóloga Marina Lira.

Las principale causas de su aparición son caminar con mala postura (apoyando todo el peso sobre una zona en específico), no utilizar zapatos adecuados, utilizar zapatillas (en el caso de las mujeres) y la obesidad.

“Las zonas donde suelen aparecer con mayor regularidad son el talón, el metatarso derecho y la parte de en medio del pie, debido a que ahí es donde suele existir mayor presión del calzado”, explica la especialista.  

Con la presión, la piel se va engrosando y eso provoca la aparición de los callos. Para mantenerlos bajo control lo primero que recomienda la experta, una vez que aparecen, es  cambiar inmediatamente de calzado.

Zapatos ajustados o zapatillas suelen lastimar la piel por lo que es importante cambiar el calzado por un menos ajustado, cómodo y que se adapte a tus pies. Procura que tenga una buena almohadilla”, comenta.  

La podóloga también señala que para tratar y evitar los callos se puede utilizar unos objetos llamados protectores ortóticos, un botón o triángulo de silicón que se coloca en la zona donde recae el peso, y donde suele formarse la callosidad, para brindar protección.  

Estos pueden adquirirse en tiendas donde vendan cosas de ortopedia, en farmacias grandes o directamente con un podólogo, quien puede diseñar uno a la medida exacta de tu pie. El podólogo también puede realizar unraspado del callo para hacer que desaparezca.

Otro remedio natural puede ser aplicar vaselina en la zona para ablandarla así como remojar los pies en agua caliente con bicarbonato y tallarlos con piedra pomex.

Estos métodos únicamente funcionan en callos recientes, si se trata de callosidades viejas se debe asistir con el especialista para que los atienda y así evitar que se vuelvan permanentes. 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS